Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tormentas vespertinas afectarán este fin de semana a la mitad noreste peninsular y bajarán los termómetros

Los chubascos y tormentas afectarán este fin de semana a la mitad noreste peninsular a consecuencia del aumento de la inestabilidad asociada a la presencia de aire frío en altura sobre la mitad norte y que se irá desplazando de oeste a este hasta el domingo, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
El portavoz adjunto de la AEMET Modesto Sánchez, ha precisado que estos chubascos y tormentas se producirán principalmente por la tarde y podrían ser fuertes en las zonas montañosas de la mitad noreste peninsular, al tiempo que las temperaturas descenderán de 1 a 4 grados centígrados en toda la Península.
Así, ha precisado que la zona más afectada será la parte que queda al norte de una línea imaginaria de Galicia a Murcia, es decir, la mitad noreste peninsular. En esas zonas, ha explicado que la inestabilidad comenzará en la tarde de este viernes en los sistemas montañosos de la cordillera cantábrica, Pirineos, sistemas Central e Ibérico y que este viernes los chubascos pueden ser "fuertes" en Burgos, La Rioja o Navarra. En algunas ocasiones es muy probable que estos chubascos vayan acompañados de granizo.
En concreto, Sánchez ha dicho que estas precipitaciones comenzarán este viernes a primera hora de la tarde y que remitirán el domingo, cuando ya quedarán "confinadas" a puntos de Pirineos y del extremo noroeste.
Mientras, en la mitad sur peninsular y los archipiélagos, el portavoz prevé tiempo "bastante" estable y predominarán los cielos poco nubosos aunque tampoco se descarta alguna precipitación débil el sábado en el norte de Canarias.
Respecto a las temperaturas, ha dicho que descenderán el sábado en la mayor parte de la Península, de 1 a 4 grados, pero que "se recuperarán rápidamente" ya que el domingo volverán a ascender. En los archipiélagos habrá pocos cambios. "No se notará demasiado porque las temperaturas ya eran altas, pero sí cortará la subida progresiva de los termómetros, aunque el domingo volverán a subir", ha comentado.
Sánchez ha pronosticado que las mínimas bajarán este sábado, de modo que las mínimas pueden situarse entre 8 y 10 grados centígrados en la meseta norte y de 10 a 12 grados centígrados en el resto. En cuanto a las máximas, llegarán a unos 18 grados en el norte; estarán en torno a 26 o 27 grados centígrados en el centro peninsular y en unos 32 grados centígrados en el sur. En Levante el mercurio se mantendrá entre los 28 y los 30 grados centígrados.
En cuanto al viento, ha indicado que soplará de componente norte en Canarias y oeste en la Península el sábado, y que tenderá a amainar el domingo y girará a componente este en el área mediterránea.
SEMANA DE BUEN TIEMPO Y TEMPERATURAS DE VERANO
De cara a la próxima semana, ha dicho que predominará de nuevo la estabilidad y cielos poco nubosos e irán subiendo los termómetros hasta que el miércoles se alcanzarán temperaturas "plenamente veraniegas".
Por ejemplo, ha apuntado que el miércoles alcanzarán 32 grados centígrados en Madrid; hasta 36 grados centígrados en Sevilla, Córdoba y Jaén y de 32 a 36 grados centígrados en buena parte del interior. Mientras, en la mitad norte llegarán o superarán los 30 grados centígrados en Valladolid, unos 20 grados centígrados en Asturias y de 18 a 20 grados en Cantabria y de 18 a 22 grados.
Sin embargo, ha señalado que el lunes aún serán probables las precipitaciones en el noroeste peninsular, área cantábrica y puntos de Pirineos, ocasionalmente con alguna tormenta. Este tiempo estable se mantendrá hasta el jueves o el viernes y, parece que la inestabilidad volverá de nuevo el fin de semana, ya que se prevé que el jueves entre un nuevo frente atlántico que dejará precipitaciones en el norte y tormentas ocasionales que se irán desplazando de oeste a este. Estas precipitaciones podrían ser localmente fuertes.
También ha añadido que aunque de forma más débil, ocasional y dispersa, no se descarta que también afecten al resto de la mitad norte. En el resto del país seguirá la estabilidad durante el fin de semana y predominarán los cielos poco nubosos, aunque con intervalos nubosos en el norte de Canarias, donde no se descarta alguna precipitación débil ocasional.
En cuanto a las temperaturas, Sánchez ha subrayado que las máximas superarán los 30 grados centígrados en "bastantes zonas" del interior peninsular, sobre todo en la mitad sur y en la mitad este de la Península y en el interior de Mallorca. Después, tras el paso del frente, las temperaturas descenderán "de forma apreciable".
En definitiva, considera que este es el tiempo "normal de transición hacia el verano" con días de tormentas y descenso térmico.