Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez años del carné por puntos

Volvemos atrás, a 2006. Diez años parecen poco tiempo pero  es un salto en el vacío. No teníamos una pizca de vergüenza ante la infracción, con coches que parecían sacados del desguace, guardias civiles de película que echaban broncas, como un padre. Porque hace una década no comprendíamos que nos multaran por ir sin casco. O por saltarnos un semáforo en rojo. Empezábamos a saber qué eran esos misteriosos y amenazantes puntos. Y el enfado con la DGT era monumental por su cruzada contra el alcohol. Desde luego en este caso, cualquier tiempo presente es mejor.