Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un transexual gana la batalla legal que le permite cumplir su condena en una cárcel de mujeres

Un transexual británico, condenado por asesinato, podrá cumplir su pena en una cárcel de mujeres. La homicida nacida hombre, ha mantenido una batalla judicial para que un juez de Reino Unido lo traslade a un prisión femenina.  El tribunal supremo le ha dado la razón al considerar que mantenerla en una institución penitenciaria para hombres violaba sus derechos humanos fundamentales.
"Una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre". Así  ha descrito su abogado a esta persona, identificada como 'A'.
La presa está cumpliendo dos cadenas perpetuas por el asesinato de un hombre y un intento de violación, ambos delitos cometidos cuando todavía era un hombre.
El juez David Elvin anuló la decisión del secretario de Estado de Justicia británico, Jack Straw, de mantener a la presa de 27 años en la prisión masculina en la que ha pasado los últimos cinco años y ordenó su traslado a una institución de mujeres.
El equipo legal que la defiende argumentó que el intento de violación fue "una respuesta a su frustración por el rechazo de las autoridades a reconocer su necesidad de una reasignación quirúrgica de género".
'A', que describe su nacimiento como chico "un error", recibió en 2004 el acto de reconocimiento de género que exigía su reconocimiento como mujer "a todos los efectos".
'A' en prisión se ha sometido a un tratamiento hormonal para tener pechos femeninos y a otros métodos láser para quitarse el vello facial y corporal masculino.
Hasta el momento, el Ministerio de Justicia había argumentado contra el traslado de "A" a una prisión de mujeres porque este hecho requeriría largos periodos de segregación y supondría un coste extra de cerca de 80.000 libras anuales.
La sentencia de este viernes del tribunal de Londres ordenó que el traslado se produzca en los próximos días.
Sobre la decisión, sin embargo, un portavoz de la Secretaría de Instituciones Penitenciarias  mostró su desacuerdo con la opinión de los jueces, aunque no presentarán apelación.