Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los trasplantes de córnea lamelar permiten quitar sólo la parte afectada, disminuyendo la posibilidad del rechazo

Los trasplantes de córnea lamelar permiten quitar sólo la parte afectada y, por ende, disminuyen la posibilidad de rechazo, según ha informado a Europa Press el presidente de la Sociedad Española de Oftalmología, Luis Fernández-Vega, con motivo de la celebración del 90 Congreso de la organización, que estos días se celebra en Bilbao.
Se trata de una técnica que, tal y como ha asegurado, se está consolidando "cada vez más" en España y que permite que con una sola córnea se puedan realizar dos trasplantes, intervención que hasta hace "poco" no se podía realizar.
"En estos trasplantes sólo se trasplanta la parte afectada de la córnea, ya sea la superficial o la profunda. Hasta ahora cuando estaba alterada se quitaba entera, pero ahora está cobrando cada vez más importancia esta nueva técnica porque, además, tiene la ventaja de que al trasplantar menos cantidad de tejido hay menos posibilidad de rechazo y la recuperación postoperatoria es más rápida", ha apostillado.
NUEVOS AVANCES OFTALMOLÓGICOS
Por otra parte, Fernández-Vega ha informado de que durante el Congreso se han presentado "otros importantes avances" en el mundo de la Oftalmología como, por ejemplo, la posibilidad de integrar en un mismo aparato los datos del diagnóstico y de la cirugía.
"Se traspasa la información de un paciente del aparato diagnóstico al láser, del láser al microscopio y de éste a la cirugía, dando más seguridad a todas las intervenciones de catarata o vista cansada", ha explicado, para informar de que, además, en el Congreso se han presentado nuevos modelos de lentes intraoculares que disminuyen los deslumbramientos en el paciente.
Dicho esto, el experto ha destacado el lanzamiento de un nuevo fármaco que, según ha asegurado, imposibilitará tratar, "en algunos casos", la tracción vitreorretiniana sin necesidad de cirugía.
"Son avances muy importantes que afortunadamente se están consolidando en la práctica clínica", ha detallado Fernández-Vega para zanjar señalando que la investigación en Oftalmología en España es "muy buena" y, pese a la crisis, "no tiene nada que envidiar a otros países".