Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los traumas y miedos pueden borrarse de la mente

Este sistema podría ayudar a los soldados a olvidar los horrores de la guerra y curar a las personas que padecen fobias. Además, aseguran los investigadores que también podría aplicarse esta terapia a quienes han pasado por una mala relación sentimental o familiar. Su mente quedaría vacía de los recuerdos más desagradables. 
"Nuestra investigación sugiere que durante la línea del tiempo de nuestra memoria hay ventanas que permiten cambiar permanentemente determinados momentos", asegura la doctora Daniela Schiller, autora del estudio de la Universidad de Nueva York. "Hay que entender que en los dinamismos de la memoria podríamos abrir nuevos caminos para tratar los trastornos que implican los malos recuerdos", puntualiza.
Hasta ahora las terapias habituales asumían que la memoria es permanente y solo podía modificarse mediante un duro proceso que permite al paciente suprimir los pensamientos. El problema de este sistema es que con determinadas condiciones de estrés pueden resurgir los recuerdos y con ello otros problemas psicológicos.
La gran diferencia es que con la nueva técnica los recuerdos desagradables desaparecen para siempre. Los científicos aseguran que es posible reescribir esa parte dolorosa de la memoria.
Mediante la investigación con seres humanos y ratas, los científicos han descubierto que es posible invocar deliberadamente los miedos para borrarlos o reescribirlos antes de que el cerebro los vuelva a almacenar. La ventana de la memoria que permite hacer esto permanece abierta durante una hora y empieza 10 minutos antes de que comience el recuerdo temeroso. Durante este proceso desaparecen los miedos.
 
EBP