Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una treintena de inmigrantes sirios del CETI de Melilla llegan al puerto de Málaga

Un grupo se queda en la capital malagueña y otro es trasladado a Puente Genil (Córdoba)
Un grupo de unos 30 sirios, de los que la mitad son menores, ha llegado a primera hora de este viernes al puerto de Málaga procedentes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla como medida para su descongestión tras los últimos saltos a la valla.
Tras la llegada este pasado jueves de 61 subsaharianos, sobre las 08.00 horas de este viernes han desembarcado en el puerto malagueño, procedentes de la conexión marítima entre Melilla y Málaga, este nuevo grupo, integrado por familias sirias.
Todos ellos presentaban buen estado de salud y, tras una primera atención, se les ha informado de la posibilidad de acogerse al derecho de asilo, según han señalado a Europa Press desde Cruz Roja y desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).
Del total de inmigrantes, Cruz Roja se ha hecho cargo de 11, cinco de ellos menores, a los que ha trasladado al centro de acogida que tiene en Puente Genil (Córdoba), ha informado un portavoz de esta organización.
En concreto, se trataba de tres familias --cinco hombres y seis mujeres--, dos de las cuales querían renunciar a la asistencia por parte de Cruz Roja aludiendo a que tenían conocidos en Barcelona. Sin embargo, han conseguido convencerlas para que se desplacen al centro de Puente Genil y allí sean estudiados sus casos.
PROBLEMA CON UNA FAMILIA
A la llegada de los inmigrantes ha habido un problema, ya que, debido, al parecer, a un error en el listado, una de las familias estaba separada --una madre y su hijo iban con Cruz Roja y la suegra con CEAR--.
Ante esto, ambas organizaciones han tenido que hacer las gestiones oportunas con el Gobierno central para lograr que los tres miembros de esta familia continuaran juntos, quedando, finalmente, bajo la atención de Cruz Roja.
Por su parte, CEAR se ha hecho cargo de 19 de los inmigrantes, de los que 10 eran menores. En total, se trata de cuatro familias, que permanecen en el centro que esta organización humanitaria tiene en la calle Ollerías de Málaga capital.