Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro trucos para echarte una buena siesta

DormirGtres

La siesta probablemente sea uno de los mejores inventos de la humanidad. Seguramente lo que mucha gente no sabe es que aporta grandes beneficios a nuestro organismo si se hace de la forma adecuada. Por ello es aconsejable seguir estos cuatro consejos.

¿CUÁNTO TIEMPO DEBO DORMIR LA SIESTA?
Todo dependerá  del tiempo que tengas y el beneficio que quieras obtener. Por ejemplo, una siesta corta de unos 10 o 20 minutos sirve para estar descansado antes de ponerse a trabajar o estudiar sin ningún beneficio más.
La siesta de 26 minutos es conocida como la siesta de la nada, que mejora el rendimiento. Así lo demuestran los estudios realizados para mejorar el rendimiento de los pilotos –consiguiéndolo en un 34%. También comprobaron  que mejoraban el estado de alerta en un 54%, por lo que se recomienda para gente que trabaje hasta tarde, tal y como recoge ‘Total Beauty’.
Si se quiere mejorar la memoria cognitiva se recomienda dormir la conocida como siesta de ola lenta, que dura una hora. Gracias a ella se podrá recordar mejor las cosas. Es útil antes de una reunión o una presentación.
La siesta de ciclo completo es la que dura 90 minutos. Esta ayuda a mejorar la creatividad, la memoria y los procesos mentales. Por ejemplo se aconseja para personas que tengan una prueba o proyecto importante ese día.
Si puedes evitarlo, nunca duermas media hora. Es lo que los expertos llaman mala siesta, porque causa inercia del sueño y tienen que pasar 30 minutos para sentir los efectos.
¿A QUE HORA DEBO DORMIR LA SIESTA?
No cualquier hora es válida. Si lo que quieres es que la siesta cumpla su función y no sea ‘perjudicial’, deberías dormir entre la una y las cuatro del mediodía.
¿EN QUÉ AMBIENTE DEBO DORMIR?
Lo ideal es que duermas ligeramente recto para poder evitar el sueño profundo, y que la siesta no sea tan regenerativa como debiese. También deberías dormir una luz suave u oscura para estimular la melatonina, así como es aconsejable usar una máscara para quedarte dormido rápido. Asimismo, la temperatura ideal para dormir la siesta debería rondar los 15 y 20 grados centígrados.
TRUCOS PARA DESPERTARTE ANTES  
Si quieres despertarte rápido duerme con un lápiz en la mano, cuando este vaya a caer te despertarás. Aunque si quieres que sea corta pero no excesivamente breve, puedes beber un café justo antes de ir a dormir, ya que el efecto comienza a notarse a los veinte minutos. La alarma del teléfono será tu gran aliado si quieres dormir  más de veinte minutos.