Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un policía de vacaciones rescató a la mujer que el sábado flotaba inconsciente en una playa de Málaga

Un agente de la Policía Nacional que se encontraba fuera de servicio fue quien salvó la vida de la mujer que flotaba inconsciente en el mar en una playa de la barriada malagueña de El Palo el pasado sábado. Al parecer, la bañista de nacionalidad alemana se había lanzado al agua para intentar sacar a su hijo de nueve años que había sido arrastrado por el oleaje.
El agente, que estaba disfrutando de un día de descanso en la playa de El Dedo de la capital malagueña junto a su hijo, según han informado la Policía Nacional en un comunicado, "no dudó en lanzarse al agua para auxiliar a las víctimas".
Los hechos se produjeron el pasado sábado sobre las 17.15 horas, cerca de la zona del espigón junto a la desembocadura del arroyo Gálica. Desde la Policía Nacional han indicado que el agente se percató de que una mujer --que se hallaba en la orilla-- hacía gestos con la mano orientados hacia el interior del mar.
TAMBIÉN RESCATÓ AL HIJO
En ese momento vio a unos bañistas que parecían tener dificultades para mantenerse a flote. Al constatar que nadie se había percatado de esta situación, "no dudó en nadar en dirección a ellos para comprobar lo que ocurría".
Cuando llegó al lugar de los hechos pudo observar que había un señor de mediana edad y un niño que tenían grandes dificultades para mantenerse a flote y, junto a ellos, una mujer boca abajo, inmóvil y flotando inconsciente.
El policía, según han informado las mismas fuentes, trasladó a la víctima hasta el espigón, donde varios ciudadanos lo ayudaron, "recogiendo y subiendo a la mujer a tierra firme". Acto seguido la mujer de 43 años fue atendida por los servicios de emergencias que la trasladaron hasta el Hospital Regional de Málaga. Por su parte, el menor fue atendido en el mismo lugar de los hechos, no presentando su estado gravedad.
Respecto al otro bañista, según han indicado desde la Policía Nacional, llegó a nado hasta el lugar en el que estaba el agente, pudiendo salir ambos del mar por su propio pie.