Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las vacunas contra la alergia al polen suponen un ahorro del 30% frente al tratamiento con fármacos

Las vacunas contra la alergia al ponen disminuyen un 40 por ciento los gastos en servicios médicos y un 30 por ciento los destinados a fármacos de alivio sintomático, según la Sociedad Española de Alergología e Inmunoterapia Clínica (SEAIC).
Un equipo de alergólogos de Hospitales Nisa apoya estos datos con un estudio realizado entre más de 1.300 pacientes en el que han medido el nivel de eficacia y satisfacción de los pacientes tratados con inmunoterapia (vacunas contra la alergia al polen) y que ha revelado resultados "claramente favorables" a este tipo de tratamiento.
"La inmunoterapia permite una reducción considerable de los gastos en torno al tratamiento de la alergia, tanto a nivel sociolaboral (productividad en el trabajo, calidad de vida) como en el coste por atención médica y a la hora de acudir a la farmacia a comprar los fármacos necesarios", ha afirmado un miembro del equipo de alergólogos, el doctor Agustín Fernández.
El doctor Fernández también ha subrayado que "la vacuna es el único tratamiento capaz de modificar la evolución de la alergia. Por lo tanto, conviene analizar su conveniencia a la hora de diseñar el tratamiento integral que el paciente alérgico precisa".
Actualmente 8 millones de españoles sufren alergia al polen. Como han explicado los especialistas de Hospitales Nisa, "en los últimos años las temperaturas inusuales, especialmente en la temporada de otoño e invierno, han desencadenado procesos de polinización tempranos. Los cambios en estos procesos obligan en muchos casos a tratar los síntomas durante espacios de tiempo cada vez más prolongados, lo que aumenta el coste del tratamiento mediante fármacos para el control de síntomas, además de alargar incómodos efectos secundarios como, por ejemplo, la somnolencia en el caso de medicamentos antihistamínicos".
CONSEJOS PARA SOBREVIVIR A LA ALERGIA
A pesar de que las bajas precipitaciones marquen una baja concentración de polen para esta primavera, desde Hospitales Nisa han ofrecido 8 consejos para sobrevivir a la alergia al polen cuando se produzcan los picos de concentración, como "evitar las actividades al aire libre; consultar los niveles de polen a través de 'apps' o 'webs' avaladas por la SEAIC; o cerrar las ventanas en casa, ventilando la vivienda a mediodía y por poco tiempo".
"También es importante utilizar gafas de sol en el exterior y mascarilla que cubra nariz y boca en días de alta polinización; ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa; usar un filtro antipolen en el coche y purificadores en casa; no cortar el césped ni podar en días de alta polinización; y, por último, permanecer alerta ante cualquier indicio de agravamiento de los síntomas y acudir al médico en caso de empeoramiento", han señalado.