Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos de Talamantes (Zaragoza), "animados" porque sus casas no han sufrido daños por el fuego

Los vecinos de la localidad zaragozana de Talamantes se encuentran "animados" porque sus viviendas no han sufrido daños a causa del fuego después de que fueran desalojados el pasado lunes como medida de precaución, debido al denso humo, a consecuencia del incendio que ha arrasado unas 3.500 hectáreas de terreno en la zona del Moncayo. Los vecinos han podido regresar esta mañana a sus casas.
En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Talamantes, José Manuel Jiménez, ha indicado que este jueves el Departamento de Política Territorial e Interior del Ejecutivo aragonés ha autorizado el regreso de los 50 vecinos desalojados y que han permanecido estos tres días en la localidad de Alcalá de Moncayo o en casas de familiares en otras localidades.
Estas cincuenta personas continúan "preocupadas" por el desastre natural que ha causado el fuego, aunque "están animados porque sus casas están en pie y están en Talamantes", ha subrayado el edil, al comentar que ahora los vecinos están "ocupados" revisando el estado de sus viviendas.
En todo caso, Jiménez ha señalado que no se han registrado daños en las casas a pesar de que el fuego "se aproximó a unos 300 ó 400 metros" del municipio y "no ha afectado a ninguna fachada, ni nada".
En cuanto a los daños en los terrenos, "aún no se han valorado", aunque las llamas han arrasado "un porcentaje altísimo" de hectáreas en este término municipal, que Jiménez ha cifrado en "un 70 por ciento" del total de 3.500 quemadas, aunque ha precisado que los talamantinos ya habían realizado la cosecha y no habrá pérdidas en ese aspecto.
El municipio cuenta ya con todos los servicios, incluido el suministro eléctrico, que se ha restablecido esta mañana en la zona, si bien se ha recomendado a los vecinos que. "de momento". no beban agua del grifo, ha apuntado el edil.
En la zona del incendio continúan trabajando cuadrillas terrestres para refrescar el terreno y apagar las brasas para poder dar el incendio por controlado y, posteriormente, por extinguido.
El balance provisional es de 3.500 hectáreas quemadas --300 de ellas en el parque natural del Moncayo--, si bien las cifras definitivas se conocerán una vez que el fuego quede totalmente extinguido. El 70 por ciento de la superficie quemada es matorral y pasto y el 30 por ciento restante corresponde a pinares y encinas. El perímetro total del incendio es de 40 kilómetros.