Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos desalojados de sus casas de Ondarroa por un desprendimiento no podrán volver al menos en 15 días

El Ayuntamiento pide a todos los vecinos que tengan casas vacías que las pongan en disposición de los afectados
Las más de medio centenar de familias residentes en nueve portales de la calle San Inazio de Ondarroa (Vizcaya), que fueron desalojadas de sus casas este pasado martes por el peligro que supone un desprendimiento de tierras ocurrido la pasada semana, no podrán volver a su casas al menos en un periodo de 15 días, según ha informado el alcalde, Zunbeltz Bedialauneta.
En rueda de prensa, el primer edil ha explicado que no está en manos del Ayuntamiento que los vecinos puedan volver a sus casas. "Puede ser una cuestión de dos, cinco, diez o veinte días, es muy difícil dar fechas concretas para nosotros", ha dicho, para añadir que en los próximos días el Consistorio informará de la situación.
En este sentido, ha apuntado que "los técnicos están haciendo un seguimiento riguroso del desprendimiento, pero todavía es demasiado pronto para decir nada".
Un total de 84 viviendas, del número 40 al 46 de la calle San Inazio fueron desalojadas hasta que se estabilice el desprendimiento ocurrido en la calle Kamiñalde. Según los últimos estudios realizados en la zona, los técnicos han determinado que pueden haber más desprendimientos, por lo cual el Consistorio ha decidido desalojar a los vecinos de la zona.
En la reunión informativa realizada con los vecinos, el alcalde les explicó que la prioridad del Consistorio es asegurar la seguridad de los vecinos. Por ello, hasta que se normalice la situación, se ha decidido desalojar las viviendas y mantenerlas vacías.
Los vecinos de la zona que tengan la posibilidad de quedarse en casa de familiares o amigos, así lo harán. Para los demás, el Consistorio se encargara de ofrecerles los medios necesarios.
El Ayuntamiento ha pedido ayuda a todos los habitantes del municipio y ha hecho un llamamiento a todos los vecinos que tengan casas vacías para que las pongan en disposición de los afectados. "En esta situación de emergencia serán necesarias todas las opciones", ha dicho el alcalde, quien ha añadido que se ha pasado ya un bando para que el llamamiento del Consistorio llegue a todos los vecinos.
El Consistorio ha hecho "un esfuerzo" para poder acomodar a todas las personas que no tienen medios, y se alojarán en los alojamientos de los alrededores. "Las dos personas que no tenían otros medios para alojarse han pasado la noche en la pensión Arrigorri. Intentaremos encontrar una vivienda para ellos también, pero mientras, se alojaran en Arrigorri", ha señalado Bedialauneta.
SERVICIO DE ATENCIÓN
El Ayuntamiento ha destacado la "buena conducta y nobleza" de los habitantes de Ondarroa respecto a esta situación. "Desde el principio se han respetado las medidas de seguridad tomadas y en la reunión de ayer también reinó la tranquilidad y la actitud positiva", ha aseverado.
El Ayuntamiento va a ofrecer servicio de atención para los afectados de 8.00 horas hasta 15.00 horas en la secretaría del Ayuntamiento y se ha abierto una oficina para todos los afectados que necesiten información o ayuda.