Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El verano trae pérdida de audición, otitis e irritación

En verano se incrementa el número de bañistas en playas, ríos y piscinas lo que incrementa ciertos tipos de lesiones auditivas. Foto: Gtrestelecinco.es
En verano se incrementa el número de bañistas en playas, ríos y piscinas lo que incrementa ciertos tipos de lesiones auditivas por la entrada de agua en el odio. Entre las consecuencias de este tipo de lesiones se encuentran una mala audición, irritación del odio y otitis.
El más común de los síntomas es una disminución en la capacidad auditiva provocada por el agua que, al introducirse en el oido, provoca un tapón que imposibilita la audición. Como explica a Europa Press el médico de Atención Primaria en el centro de salud Las Cortes, Rafael Casquero Ruiz, "La entrada de agua en el oído es una lesión frecuente en los meses de verano, que forma un tapón que impide oír bien. Para solucionarlo basta con saltar con la cabeza inclinada para que salga el agua", recomienda.
Sin embargo, en caso de tapones producidos por cerúmenes debe acudirse a la farmacia, donde se ofrecen medicamentos en gotas para reblandecer el tapón para posteriormente extraer lo con una pera de goma o con una jeringa sin aguja. Casquero advierte de que, "en caso de no estar habituado a este tipo de acciones, se debe acudir a los servicios sanitarios para que lo realicen ya que no es una tarea sencilla".
Otra de las afecciones que se incrementan en verano son las otitis producidas porque el agua del baño está sucia y entra en el oído. Esta enfermedad produce síntomas como el dolor de oídos, la perdida de audición o zumbidos denominados acúfenos. En el caso de la otitis el experto recomienda acudir a un especialista para que prescriba un tratamiento generalmente con antibiótico o gotas tópicas en el oído.
NO INTRODUCIR OBJETOS EN EL OÍDO
Debe de tenerse especial precaución con los objetos duros y punzantes que se introduce en el oído cuando se siente picor, ya que pueden producir lesiones en las paredes del conducto auditivo o roturas de tímpano. Solo se debe introducir los objetos recomendados para tal fin, añade.
Asimismo, los expertos recomiendan el uso de tapones en los oídos para protegerlos de los intensos ruidos. Así, si se va a presenciar un espectáculo especialmente ruidoso es recomendable el uso de esta protección para evitar lesiones, como la perdida de audición y la sordera.
Otro de los causantes de estas lesiones es la utilización continuada de bastoncillo limpiadores ya que en muchas ocasiones su uso excesivo produce lesiones y la introducción del cerumen en los conductos mas pequeños del oído. Por ello, Casquero recomienda el uso de 'sprays' limpiadores ya que no producen daños. También ha recordado que no hay de erradicar por completo el cerumen ya que lo crea el organismo que tiene el fin de proteger el oído.
Casquero pone especial énfasis en el abuso de los auriculares y especialmente los jóvenes que ven sometidos sus oídos a un mayor numero de peligros externos, como el alto volumen en discotecas y espectáculos. "El ruido intenso mantenido, muy usado por niños y jóvenes, causa daños irreversibles. Por ello es recomendable mantener un volumen bajo y evitar este tipo de lesiones", añade el médico de Atención Primaria.
AVIONES
Con la llegada del verano son muchos los que deciden tomar el avión para desplazarse a sus lugares de vacaciones. Por ello Casquero recomienda evitar este tipo de desplazamiento si se padece algún tipo de dolencia auditiva, otitis o catarros respiratorios que afectan a los oídos.
Los aviones son espacios presurizados y si existe alguna variación en la presurización del avión estas dolencias pueden agravarse, por ello desaconseja viajar si se tienen estas dolencias.