Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez viajará el día 29 a Marruecos para interrogar y tomar pruebas a Belhadj

Varias personas contemplan desde el exterior el monumento en recuerdo y homenaje a las víctimas del atentado del 11-M, erigido en las proximidades de la estación de Atocha. EFE/Archivotelecinco.es
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco viajará el próximo 29 de junio a Rabat (Marruecos) para interrogar a Mohamed Belhadj -huido desde los atentados del 11-M y encarcelado ahora en ese país- y tomarle huellas y muestras de ADN para comprobar su ubicación en diversos escenarios de la masacre.
Así lo han informado hoy fuentes jurídicas, que han precisado que esa misma semana el juez antiterrorista de Marruceos, Abdelkader Chentouf, vendrá a Madrid para tomar declaración a siete personas relacionadas con Belhadj, quien fue detenido en Siria a principios de mayo, desde donde fue extraditado al país africano.
La intención, según las mismas fuentes, es que antes del verano estén a disposición de las autoridades marroquíes todas las pruebas necesarias para que Belhadj pueda ser enjuiciado en aquel país, ya que al no extraditar Marruecos a sus nacionales (este detenido lo es), Velasco está tramitando el traslado de procedimiento.
Tanto el interrogatorio como la toma de huellas, muestras de ADN y la prueba caligráfica que se le realizará al detenido son claves para la investigación, ya que se trata de la persona que alquiló el piso de Leganés (Madrid) donde se suicidaron siete responsables de la masacre.
Fuentes de la Audiencia Nacional han destacado el "buen clima de entendimiento y colaboración" entre la Justicia española y la marroquí y que todas estas gestiones se están realizando a través del juez de enlace con Marruecos, Ángel Llorente.
La delegación española que se desplazará al país africano el próximo 29 de junio estará compuesta por Velasco, el fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Ángel Carballo y miembros de las fuerzas de seguridad que se encargarán de la recogida de pruebas.
Las diligencias que practicará el magistrado fueron solicitadas por las acusaciones y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que le reclamaron que interpusiera una denuncia oficial contra él, que permite pedir el enjuiciamiento de un imputado en otro país.
Con esta figura judicial se pudo juzgar en Marruecos a otro imputado por los atentados del 11-M, Abdelilah Hriz, que fue detenido en ese país en enero de 2008 y condenado a 20 años de cárcel por su implicación en la masacre.
Belhadj era uno de los cuatro huidos tras los atentados (los otros tres son: Said Berraj, Daoud Ouhnane y Mohamed Afalah) y tanto la Policía como la Fiscalía barajaban hasta ahora la hipótesis de que Afalah y Belhadj en su huida hubieran pasado de Siria a Irak y que ambos hubieran muerto en este último país en un atentado suicida.
Al haber huido juntos, es muy probable que Velasco pregunte también a Belhadj si realmente Afalah se suicidó.