Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se retiran con 30 años para viajar alrededor del mundo gracias a sus inversiones

Jeremy Jacobson y Winnie TsengGo Curry Cracker

Retirarse a los 30 años y viajar alrededor del mundo puede sonar como un sueño, pero para una pareja las vacaciones continúas son una realidad. Jeremy Jacobson y Winnie Tseng, junto a su pequeño hijo Julian, se encuentran en la isla malasia de Penang. Recientemente han visitado México, Guatemala, Belice, Ecuador, Taiwan, Japón, Tailandia… y la lista sigue. Ambos dejaron sus trabajos hace tres años, después de convertirse en millonarios gracias a sus inversiones, y empezaron a viajar. Documentan sus viajes en las redes sociales, a menudo con bonitas e inspiradas fotografías, muchas de ellos tomadas por Winnie, una avezada fotógrafa.

En su blog, Go Curry Cracker, dan consejos para aquellos que decidan seguir sus pasos, y explican que tenían vidas normales, que crecieron en familias con bajos ingresos y fueron a la universidad con créditos para estudiantes. Pero cuando empezaron a trabajar, decidieron dedicar el 70 por ciento de su sueldo, o más, a ahorrar. Así lo hicieron durante una década. Vendieron su casa y su coche, y empezaron a vivir en un pequeño y barato apartamento desde el que poder ir andando a tiendas y bibliotecas. Para tener más ahorros, cortaron gastos en áreas como transporte, casa, comida y ocio. Cocinaban en casa, caminaban o iban en bicicleta a todas partes o usaban el transporte público y bajaron su consumo.
Una vez que su cuenta de ahorros comenzó a aumentar debido a su cambio de estilo de vida, comenzaron a invertir, según indican en su blog. La pareja señala que aprender a invertir fue “probablemente la habilidad más valiosa que uno puede aprender”, y la llave de su éxito. Después de 10 años de vida frugal, se construyeron una cartera de un millón de dólares, según The Daily Telegraph
Entonces llegó el momento de retirarse y dedicarse a viajar. Su familia se sorprendió y les preguntaban si habían ganado la lotería y de dónde procedía el dinero. Financian sus viajes con sus dividendos mensuales. Pero no ha sido siempre un camino fácil. En su blog, señalan que conseguir retirarse a los 30 años supone “esfuerzo y dedicación” y se cometen errores. “A veces los amigos se preguntan por tu cordura. Pero el viaje en sí mismo es divertido y excitante y las recompensas merecen la pena”. Estiman que tienen por delante alrededor de 60 años de viajes y no necesitan ver el mundo entero de una vez. En cambio, prefieren disfrutarlo poco a poco.