Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vino blanco daña los dientes

El ácido del vino blanco erosiona los dientes en excesotelecinco.es
Para tener unos dientes más que relucientes y sanos mejor pasar del vino blanco y apostar por el tinto. Una investigación alemana sobre nutrición, según publica la BBC, asegura que el vino blanco erosiona el esmalte de los dientes. 
No es un problema de la cosecha, del origen o el nivel de alcohol, sino del PH del vino blanco en contacto con la dentadura. Cuanto más dure ese contacto peor porque más afecta al calcio dental.
Los investigadores señalan que comer, a la vez que se toma vino, productos lácteos ricos en calcio, como el queso, contrarrestaría el efecto del ácido. "Disfrutar de diversos quesos en el postre, o en combinación con el vino, podría tener un efecto beneficioso en la prevención de la erosión dental porque los quesos contienen una alta concentración de calcio".
En el laboratorio, los dientes adultos empapados en vino durante 24 horas, vieron como el esmalte resultaba afectado en un 60%, un índice elevado para los investigadores.
El cepillarse los dientes tras una noche de copas no evitaría dañar los dientes, según ha explicado la investigadora Brita Willershausen. El cepillado excesivo puede ser contraproducente. Lo conveniente es dejar media hora entre la comida y el cepillado.