Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No hubo violencia física aunque sí dialéctica"

Carlos Berzosa, rector de la UCM, ha descartado sancionar a los estudiantes.telecinco.es
"A la salida de Carlos Berzosa del Rectorado le increparon e insultaron, pero no hubo violencia física como tal, solo dialéctica", ha sentenciado Álvaro López, portavoz de la Plataforma por los Colegios Mayores.
Los estudiantes niegan que nadie de los allí presentes haya necesitado hospitalización. No obstante, López ha condenado los "hechos aislados que pudieron protagonizar, 15 ó 20 energúmenos, que no nos representan". Estas mismas disculpas son las que desde la plataforma harán llegar esta tarde al máximo dirigente de la Universidad Complutense de Madrid que les recibe esta tarde en el Rectorado.
Carlos Berzosa ha asegurado que le "zarandearon" y le "llamaron de todo". El rector, que ha lamentado que "algunos universitarios se comporten de esta forma" tan "violenta", ya ha adelantado que la Universidad no piensa sancionar a los alumnos.
Los estudiantes no están de acuerdo con la decisión tomada unilateralmente por el Rectorado de hacer mixtos tres colegios mayores –Diego de Covarrubias, Antonio de Nebrija y Teresa de Jesús-. Reclaman no solo que se les consulten decisiones que entienden afectan a la vida diaria de los colegiales, sino también una mejora en la calidad de los servicios y las instalaciones.
López ha explicado que todos los Colegios Mayores aportan anualmente más de siete millones de euros a la Universidad Complutense de Madrid, cantidad que no se corresponde con el estado de los colegios. Por eso exigen "transparencia económica y que se les haga llegar un desglose presupuestario".
Igualmente se ha mostrado disconformes con la aprobación del nuevo reglamento interno, que impide a los alumnos de otras Universidades y residentes en los colegios dependientes de la Complutense acceder a determinadas becas.