Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El volcán colombiano Galeras vuelve a hacer erupción

Vista del 14 de marzo de 2009 del volcán Galeras, que hizo erupción hoy sin que se hayan reportado, de momento, víctimas o daños materiales. EFE/Archivotelecinco.es
El volcán Galeras, situado en el departamento colombiano de Nariño, fronterizo con Ecuador, hizo erupción hoy, sin que se hayan reportado, de momento, víctimas o daños materiales.
De acuerdo con un boletín del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Pasto, la capital departamental, "se registró una erupción del volcán Galeras de carácter explosivo".
El comunicado agregó que el evento se registró a las 07.18 hora local (12.18 GMT) y que, como consecuencia, el nivel de la actividad volcánica de Galeras cambió a rojo, lo que significa una erupción inminente o en curso.
De acuerdo con radios locales, la erupción no reporta personas afectadas ni daños materiales. Sin embargo, el Comité de Emergencia de Nariño se reunirá para adoptar las medidas de emergencia necesarias frente a esta nueva alerta.
El Galeras, situado a unos 700 kilómetros de Bogotá y con una altitud de 4.276 metros sobre el nivel del mar, se reactivó en 2004 y desde entonces ha registrado varias erupciones sin consecuencias graves.
En los alrededores de este volcán viven unas 8.000 personas, en la zona rural de Pasto y las localidades de Sandoná, Nariño, Yacuanquer, Consacá y Genoy.
El Galeras, uno de los 38 volcanes que hay en Colombia y uno de los quince que están activos, entró en actividad en 1988 y desde entonces ha tenido una decena de erupciones.
La última fue en abril pasado, cuando hubo una lluvia de ceniza sobre de Pasto y los pueblos cercanos, por lo que la población del área de riesgo fue evacuada.
La erupción más grave fue el 15 de enero de 1993 y se cobró la vida de nueve personas, entre ellos seis expertos extranjeros que participaban en un congreso mundial de vulcanología y hacían una observación científica.