Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un equipo de médicos voluntarios atenderá a los mayores con dolor de las residencias de Mensajeros de la Paz

Un equipo de médicos voluntarios atenderá a personas mayores con dolor en las residencias de Mensajeros de la Paz, de acuerdo al convenio firmado por esta ONG con la Fundación Grünenthal, que desarrolla su actividad en el campo del dolor.
El proyecto, denominado 'Mensajeros sin Dolor' estará coordinado por el doctor Juan Pérez Cajaraville, responsable de la Unidad del Dolor de los Hospitales HM, patrono de la Fundacion Grünenthal y miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española del Dolor.
Pérez Cajaraville creará un equipo de médicos voluntarios para asesorar en materia de dolor a los profesionales que trabajan en estos centros y tratar a aquellos pacientes que necesiten ser atendidos por un especialista en dolor.
"Queremos colaborar de forma estrecha con el equipo de profesionales que conoce la realidad y necesidades de las personas mayores que sufren dolor en estos centros, asesorarles así como atender a aquellos pacientes que necesiten la intervención de un especialista para que, con un mejor abordaje del dolor, podamos proporcionarles una mejor calidad de vida", explica el médico.
La primera fase del proyecto contempla la puesta en marcha de la atención en dolor en ocho centros de la Comunidad de Madrid y dos de Castilla-La Mancha, localizados en Toledo, todos gestionados por Mensajeros de la Paz, pero se prevé que se extienda a otras residencias en los próximos años.
Además, contempla la posibilidad de extender este servicio de asesoramiento a médicos en materia de dolor a otras especialidades sanitarias, como enfermería, para poder ofrecer una atención integral a los ancianos que residen en centros gestionados por esta ONG.
El fundador y presidente de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, explica que su participación en el proyecto surge de la admiración "a todos aquellos cuya voluntad es aliviar el dolor de los demás". El sacerdote, que acaba de regresar de un viaje a Asturias en el que ha visitado a los ancianos enfermos de una de sus residencias, asegura estar entusiasmado con el proyecto en el que comparten un mismo esfuerzo "para que los años duelan menos y se disfruten más".