Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tatuador de la joven con 56 estrellas en el rostro amenaza con denunciarla

El problema fue "cuando el padre y el novio vieron el tatuaje", según explicó el tatuador. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
Kimberley Vlaeminck se ha convertido en una celebridad en Internet tras afirmar que la mitad de su cara había sido cubierta de tatuajes contra su voluntad, historia que relató la semana pasada a la radio flamenca local MNM y de la que luego se hicieron eco los medios nacionales e internacionales.
Según su primera versión de los hechos, Kimberley acudió a un local de tatuajes de la ciudad flamenca de Kortrijk para que le tatuaran tres estrellas en el rostro, pero se durmió y al despertar encontró 56 astros distribuidos por el lado izquierdo de su cara.
Las fotografías y vídeos de la joven de 18 años se propagaron con rapidez por numerosas páginas web de todo el mundo.
El tatuador insistió en que ejecutó el encargo que le hizo la joven y que ésta se mantuvo consciente en todo momento y, tras divulgar unas imágenes que supuestamente prueban su versión, le ha pedido que presente sus excusas en público en las próximas 48 horas bajo amenaza de denunciarla por calumnias e injurias.
Además, un canal de televisión holandesa grabó a la joven, que admitió que quedó satisfecha con la sesión de tatuaje, aunque su padre "estaba muy furioso" por sus resultados.
Algunos medios belgas francófonos, como los diarios "Le Soir" y "La DerniÞre Heure", sugieren la posibilidad de que la historia sea un montaje de la emisora MNM para recuperar su audiencia. Curiosamente, esta emisora incluye una estrella en su logotipo, al igual que la agencia publicitaria flamenca Famous, que ha multiplicado las visitas en su página tras colgar un programa llamado "Kimberlizer", que permite a los visitantes comprobar cómo quedarían las 56 estrellas sobre su rostro en una foto.