Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un taxidermista de Texas descubre el cuerpo de un chupacabra

Imagen del posible cuerpo de un chupacabra. Foto: Telegrah.telecinco.es
Hace tres semanas Lynn Butler, un taxidermista de Tejas, encontró unos restos animales en un granero de pollos. Este hecho no sería noticia si no fuese porque el cadáver encontrado no responde a las descripciones de ningún animal, pues no tenía pelo, parecía tener una especie de sarna en la piel, poseía un hocico puntiagudo (semejante al de un perro), no tenía ojos y  se le podía ver sobresalir los huesos de las caderas.
Según ha informado el diario ‘Telegrah’, algunos expertos, que ya han visto el cuerpo han sugerido que el cadáver puede ser el de un chupacabras, un animal más mítico que real pero al que responde la descripción del cadáver hallado. La idea no esta del todo clara, pues las descripciones de los chupacabras son muy variadas y dispares. Algunas personas afirman que son semejantes a los roedores y otros sostienen que se parecen más a un lagarto o aun oso pequeño.
El único rasgo que parecen compartir las descripciones es la que dice que los chupacabras tienen unos colmillos muy prominentes con los que pinchan a sus presas para chuparles la sangre.
Jerry, otro taxidermista amigo de Lynn Butler, está en posesión del cadáver del extraño animal porque lo someterá a las técnicas de la taxidermia para que pueda hacer una demostración pública con los restos. Sin embargo, la idea de Jerry no es que sea un chupacabras, sino un coyote con alguna malformación. Para Butler, cuya escuela de taxidermia se ha puesto muy popular al conocerse la noticia, los restos encontrados son sin duda los de  un chupacabra.