Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adobe Flash dice adiós a Android

Adobe ha retirado el pasado miércoles su aplicación de Flash Player de Google Play y anticipa su fin en septiembre de 2013, cuando terminará con el soporte a la aplicación actual.
La aplicación de Flash Player ya no está disponible en Google Play, por lo que aquellos que nunca la descargaron ya no podrán hacerlo. Por su parte, el soporte para las actualizaciones de la última versión 11, dejará de funcionar en 2013.
Android es la única plataforma de dispositivos móviles en la que Flash estaba instalado. Su desaparición de Google Play implica el abandono total de Flash en la industria móvil, algo que Apple comenzó a motivar cuando sus dispositivos no compatibles comenzaron a ganar presencia.
Ya se anunció que la nueva versión de Android 4.1 Jelly Bean, no sería compatible con Adobe Flash.
Flash es una de las aplicaciones estrella de la casa Adobe. Permite generar contenidos multimedia y animaciones en los espacios web, y ser visualizados por los navegadores, los de dispositivos móviles incluídos. En Google Play gozaba de una alta valoración por sus usuarios.
La decición de empezar a abandonar las plataformas móviles fue tomada el pasado noviembre, lo que se anunció en una publicación del blog de la compañía.
Además, instaban a sus usuarios al uso del lenguaje de marcado HTML5 que popularizó Apple en los navegadores para iOS.
Windows Phone tampoco apostó nunca por esta aplicación.
Por otro lado, la compañía ha anunciado que sigue con entusiasmo su desarrollo para PC y el proyecto Air para dispositivos móviles, que pretende sacar partido de la nube y otras aplicaciones de Adobe.
GANÓ APPLE
El primer golpe que sufrió Adobe en la industria móvil fue la negativa de Apple de instalar el plugin de Flash en Safari para iOS en 2010.
La compañía del iPhone afirmaba que no confiaba en el funcuionamiento de la aplicación -tanto en seguridad como en rendimiento- y que no permitiría instalarlo en sus dispositivos.
En su lugar, iOS potenció el uso de HTML5, un lenguaje en código libre. A medida que los dispositivos con iOS se empezaron a hacer populares, muchas webs comenzaron a migrar a este lenguaje y dejaron de usar Flash.