Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Agencia Estatal de Investigación ya tiene Consejo Rector

En los próximos meses deberán elegir director del organismo y a los miembros del Comité Científico-Técnico
El Consejo Rector de la Agencia Estatal de Investigación se ha constituido este lunes 20 de junio en lo que supone, según ha señalado la Secretaría de Estado de I+D+i, un paso decisivo en el proceso de puesta en marcha del organismo.
El departamento que dirige Carmen Vela, ha informado de entre los 15 miembros que debían formar este consejo se han incorporado cuatro prestigiosos investigadores, tal como exige la normativa por la que se creó la Agencia, en noviembre de 2015. Estos científicos son Margarita Salas y Rosa María Menéndez, profesoras de investigación del CSIC; Luis Oro, catedrático de la Universidad de Zaragoza; y Mateo Valero Cortés, director del Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomputación y profesor e investigador en la Universidad Politécnica de Cataluña.
Con este órgano, encargado de aprobar la planificación de la Agencia y los procedimientos, criterios e indicadores para el cumplimiento de sus fines, se pretende dotar al sistema español de ciencia, tecnología e innovación de una gestión más flexible, ágil y autónoma. El objetivo es que la Agencia esté plenamente operativa en 2017, una vez cuente con presupuestos propios.
El nuevo Consejo Rector, presidido por la propia Vela, se encargará del seguimiento y supervisión de este organismo, así como de nombrar y cesar al director y controlar su gestión. Este puesto lo ocupa de manera transitoria la directora general de Investigación Científica y Técnica, Marina Villegas.
Los miembros deberán decidir en los próximos meses quien sustituye a Villegas --que deberá ser una persona de reconocido prestigio científico y con experiencia en puestos directivos y gestión de política de I+D--, además de la composición del Comité Científico-Técnico.