Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apple pide que Gizmodo le devuelva su teléfono tras reventarle la exclusiva

Imagen del supuesto prototipo del iPhone 4G. Foto: Gizmodo.telecinco.es
Gizmodo ha asestado un duro golpe a Apple. Con un reportaje detallado en su página web ha acabado, al parecer, con la exclusiva que la compañía de Steve Jobs tenía previsto lanzar en los próximos meses de verano.
La web tecnológica ha desvelado las novedades del futuro iPhone 4G, con una amplia galería de imágenes que muestra el que parecer ser el prototipo del dispositivo.
Entre las nuevas características del terminal que detalla Gizmodo destaca la cámara frontal, el flash, la tarjeta micro-SIM, una mejor resolución de pantalla, el borde de aluminio, un aspecto más cuadrado y un poco más pesado, así como una batería más grande para una mayor duración.
Según explica el portal, el prototipo de la nueva versión del iPhone les llegó gracias a un despiste de un ingeniero de Apple. Con nombre y apellido, Gizmodo desvela cómo uno de los trabajadores encargados del software del nuevo terminal olvidó el citado dispositivo en un bar de la ciudad californiana de Redwood.
Al parecer, el teléfono había sido camuflado en una carcasa que lo hacía similar al convencional iPhone 3GS pero sus piezas internas y los periféricos confirmaban su identidad real.
Apple reclama el terminal
La compañía de Steve Jobs ha enviado una carta formal a Gizmodo solicitándole la devolución del citado dispositivo, dando así veracidad al hallazgo.
"Hemos conocido que Gizmodo está en posesión de un dispositivo que pertenece a Apple. Esta carta constituye una petición formal para que se devuelva el terminal. Por favor, háganos saber dónde hay que recoger la unidad", ha escrito el vicepresidente de la compañía, Bruce Sewell.
Por su parte, el director del portal, Brian Lam, ha contestado a Apple asegurándoles que "no conocíamos que el dispositivo era robado cuando lo compramos. Ahora que sabemos que no es imitación y que realmente es de Apple, estoy feliz de poder devolvérselo a su legítimo propietario".