Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apple considera injusta la "royaltie" que le exige Samsung

¿Alquilarías un iPhone por 10 euros al día?Reuters

Samsung trató de imponer a Apple una royaltie "injusta e irrazonable", por el uso de patentes de telefonía móvil en el iPhone. Esto podría haber limitado las perspectivas comerciales de Apple, según dijo el viernes un antiguo abogado de Texas Instruments.

Richard Donaldson, ex experto en patentes de TI, dijo ante un tribunal que consideraba discriminatoria la royaltie de un 2,4 por ciento que Samsung quería sobre el precio del iPhone Según afirma, las patentes sólo estaban involucradas en unas pocas funciones del teléfono de Apple.
Samsung acusa a Apple de infringir esas patentes, que están relacionadas con las comunicaciones inalámbricas para teléfonos inteligentes. Las patentes han sido otorgadas bajo licencia a Intel y a otras firmas de la industria tecnológica.
A su vez, Apple acusa a Samsung de copiar el diseño y algunas características de dos de sus dispositivos más populares, el iPad y el iPhone.
El antiguo ejecutivo de TI se sumó a una serie de expertos que Apple presentó como testigos en la corte en las horas finales de su batalla legal contra su rival surcoreana.
Es la guerra más grande por la supremacía entre dos corporaciones que venden más de la mitad de los teléfonos inteligentes ("smartphones") del mundo.
"Si otras compañías debieran determinar que esta es una royaltie razonable, entonces las royalties totales sobre el iPhone serían algo como del 50 por ciento", declaró Donaldson.
"No es ni justo ni razonable porque no se podría tener éxito en el mercado", agregó.
Otros expertos que prestaron testimonio fueron Michael Walker, un antiguo ejecutivo de investigación de Vodafone que desde el 2008 hasta el 2011 presidió la autoridad europea de normas de telecomunicaciones.
Walker declaró que Samsung no dio a conocer de manera oportuna las mismas patentes a las que Donaldson se refirió.
La audiencia del viernes se centró en los conceptos de estándares o patentes esenciales, que son propiedad intelectual basada en un conjunto de especificaciones acordado.
En este caso, los estándares UMTS de comunicaciones inalámbricas utilizadas alrededor del mundo por los dispositivos móviles.
Los abogados de Apple argumentan que Samsung, parte del grupo que elaboró y adoptó los UMTS, está cobrando injustamente un arancel elevado sobre esas patentes. Además afirman que está tratando de obstaculizar su avance de mercado.
Samsung ha dicho que esas patentes eran propiedad intelectual suya, por lo que exige una compensación justa.
El viernes, los abogados de Samsung no interrogaron en profundidad a muchos de los testigos de Apple, porque la compañía surcoreana había utilizado casi la totalidad de las 25 horas adjudicadas. Esto le ha dado a Apple un mayor margen para conducir a sus testigos.