Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arrestado por una broma en Twitter en la que aseguraba que quería volar un aeropuerto

A Paul Chambers le sale cara la bromita. Este británico de 26 años escribió en su cuenta en Twitter que después de las tormentas de nieve pensaba volar a Irlanda. Para condimentar su comentario bromeó con "explotar por los aires" el aeropuerto Robin Hood, al norte de Inglaterra. La policía estaba esperando a Chambers a su llegada a la terminal aérea y lo detuvo bajo el amparo de la Ley antiterrorista.
El arresto de Chambers ocurrió el pasado 13 de enero después de que la policía de Yorkshire conoció la broma escrita en la popular red social. Al parecer, el chiste resultó simpático para algunos, pero alguien alarmado delató al bromista a la policía.
 "Mi primer pensamiento cuando me interceptó la policía fue alguien de mi familia había sufrido un accidente,", dijo Chambers a la prensa británica. "Pero me dijeron que me arrestaba bajo el amparo de la Ley Antiterrorista y me extendieron un papel, que era la impresión de mi página de Twitter. Entonces cuando me di cuenta", ha explicado el hombre.
Chambers fue detenido por la sospecha de conspirar y difundir una falsa alarma de bomba. Tras su arresto fue interrogado por la policía que decidió ponerlo en libertad con cargos.
"Tuve que explicarles qué era Twitter, porque ellos nunca habían oído hablar de esto. Además me preguntaron sobre mi vida personal, mi trabajo, etc", contó Chambers. "El investigador jefe no hacía otra cosa que decirme: Entiende lo que está pasando, es el mundo en el que vivimos".
El post que levantó las sospechas fue destruido por la policía  y le fueron requisados su ordenador portátil y su móvil, según publica 'The Telegraph'.
"Nunca habría pensado que nada de esto me podía suceder a causa de un post de Twitter," dijo Chambers. "Soy el tipo más educado que te puedas imaginar."
Una experta en privacidad y luchador por las libertades civiles aseguró que "hacer bromas sobre el terrorismo es considerado un delito de opinión. Es un error al ser considerado como un verdadero acto dañino o con intención de cometer daño".