Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Assassin's Creed nos lleva a India en la nueva entrega de Chronicles

La trilogía Chronicles de Assassin's Creed abre una nueva página, tras el episodio en China. La entrega India (lanzada este martes en las tiendas digitales) nos pone en la piel del asesino del siglo XIX Arbaaz Mir, que recoge el testigo de Shao Jun para encontrar la misteriosa caja de Ezio.
Assassin's Creed India se aleja del habitual desarrollo de la saga, aunque haciendo suyas algunas de las señas de identidad, y sigue los pasos de la anterior entrega. Estamos ante un plataformas con desarrollo horizontal que hace especial énfasis en el sigilo.
El nuevo episodio de los 'assassin' recuerda, en este sentido, a las primeras entregas de Prince of Persia, aunque con el espíritu propio de la Hermandad. Debemos trepara paredes, mantenernos en la sombra, evitar los enfrentamientos en la medida de lo posible y utilizar triquiñuelas como silbidos para despistar y armas como bombas o el dardo cuerda.
El juego ofrece unas 5 horas de juego a través de 10 secuencias, con un innegable atractivo visual (a pesar de lo poco ambicioso de su motor gráfico), gracias a un bello apartado artístico que sabe sacar partido a la ambientación en India, sus animales, palacios y elementos decorativos.
Con esta entrega, que está disponible para PC, Xbox One y PlayStation 4 por 9,99 euros, la saga Chronicle de Assassin's Creed llega a su Ecuador. Russia será la entrega que pondrá el broche final a esta trilogía.