Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bill Gates abandona la presidencia de Microsoft

Imagen de archivo de Bill Gates. Foto: EFE.telecinco.es
Tal y como Gates anunció en junio de 2006, a partir de hoy abandona la presidencia del grupo informático para dedicarse a gestionar la fundación que dirige junto a su esposa Melinda. Así entregará por completo las riendas de Microsoft a Steve Ballmer, un antiguo compañero de estudios de Gates que desde el año 2000 ocupa el cargo de consejero delegado de la misma. 
"Bueno, durante 33 años he trabajado en Microsoft y cada día venía a trabajar pensando en las cosas que necesitábamos hacer (...) En cierta forma, será duro imaginar cómo será para mi o para Microsoft cuando ya no esté", indicó Gates en una entrevista concedida a la revista 'ZDnet'.
En 1985, Bill Gates revolucionaba el mundo del 'software' con el lanzamiento del primer "Windows", un sistema operativo que ampliaba las prestaciones de MS-DOS e incorporaba por primera vez una interfaz gráfica de usuario.
El éxito del sistema operativo provocó que numerosos fabricantes de equipos lo preinstalaran en los ordenadores que vendían, lo que contribuyó a convertir a Microsoft a principios de los 90 en la empresa líder de la industria del software con una facturación anual de más de mil millones de dólares.
Futuro incierto
De cara al futuro y ante las dudas de la industria respecto a cómo se adaptará el modelo de negocio de Microsoft a Internet y los desafíos del software libre, Gates señaló que el software sigue siendo la actividad principal de Microsoft y existen múltiples dispositivos como teléfonos y televisores en los que se puede aplicar.
"Google es un competidor muy fuerte, y la gente disfrutará viendo cómo se les desafía. Creo que sólo hay una compañía con la profundidad y capacidad de plantearles realmente un desafío", afirmó Gates.
A sus 52 años, William Henry Gates, casado y padre de tres hijos, parece haber completado sus aspiraciones empresariales en la vida. Se va justo cuanto está considerado el tercer hombre más rico del mundo, con una fortuna que alcanza los 36.800 millones de euros, según la revista Forbes en 2008. EPF