Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas abre investigación al plan para autorizar a Deutsche Telekom a utilizar tecnología de vectorización

La Comisión Europa ha abierto este martes una investigación en profundidad sobre el plan del regulador de telecomunicaciones alemán BNetzA para autorizar a Deutsche Telekom (DT) a la tecnología de vectorización para modernizar su red de cobre -como alternativa a la fibra óptica-- con el objetivo de ofrecer una banda ancha de mayor velocidad por temor a que ello restringa el acceso para los operadores alternativos a la red.
El Ejecutivo comunitario reconoce que la propuesta de BNetzA permitiría mejorar la velocidad de la banda ancha para seis millones de hogares, incluido por primera vez una velocidad superior a los 50 Megabytes para 1,4 millones de hogares, pero cree "probable" que restringa "considerablemente" la posibilidad de que operadores alternativos compren acceso a su vez a DT y ve insuficientes las soluciones de acceso alternativas ofrecidas por la operadora germana para preservar la competencia "apropiada".
Bruselas ve "muy probable" que sólo DT pueda instalar la tecnología de vectorización, que dará servicio a más del 90% de los seis millones de hogares beneficiados y que se utiliza como solución intermedia en lugar del despliegue de la fibra óptica.
Además, recuerda que el propio regulador alemán constata que el método alternativo principal para tener acceso a la última milla de la línea -el Layer-2 Bitstream_todavía no funcionaría de forma "equivalente" debido a las restricciones técnicas de su diseño.
Ello se traduciría por tanto, según el análisis inicial de la Comisión, en la imposibilidad de que los competidores de DT tengan el grado de control necesario para diferenciar sus servicios minoristas y reforzar la elección para el consumidor.
"Nuestro objetivo es permitir tanto una modernización de la red como un acceso de alta calidad para los competidores. Para ello, necesitamos tener suficientes garantías para proteger la competencia durable y crear incentivos para invertir en redes orientadas al futuro para la sociedad del gigabyte", ha resumido el comisario de Economía y Sociedad Digitales, Günther Oettinger.
El Ejecutivo comunitario tiene tres meses para concluir su investigación. Si no se garantizan soluciones alternativas que pongan fin a sus "serias dudas" sobre el cumplimiento de plan con la normativa europea, podrá proponer una recomendación para exigir al regulador alemán que modifique su plan o la retire