Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CMT sólo quiere WiFi público y gratuito si es lento y poco potente

Dos jóvenes usando una de estas redes. Foto: Archivo.telecinco.es
La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) ha aprobado un anteproyecto de circular en el que propone que las administraciones públicas puedan ofrecer servicios de acceso a Internet inalámbricos (WiFi) gratuitos siempre que no lleguen a edificios residenciales y la velocidad no sea superior a 256 kilobites por segundo.
Este anteproyecto de resolución de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) supone un importante avance sobre la regulación actual de este organismo ya que sólo permitía a las administraciones públicas ofrecer WiFi gratuito por un tiempo limitado o si existía un plan para poder financiarlo con publicidad.
Las operadoras, administraciones y otros entes interesados pueden ahora opinar sobre el anteproyecto antes de que la CMT apruebe la circular definitiva y para ello tienen 20 días a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.
El anteproyecto se ha elaborado después de estudiar las respuestas de los agentes en una consulta pública para conocer la opinión del sector sobre los requisitos para que las administraciones públicas pudieran ofrecer WiFi.
La CMT mantiene que las administraciones interesadas deberán notificar su proyecto a la CMT e inscribirse en el registro, aunque en el caso de que el WiFi sea de autoprestación no deberá hacerlo. Dentro de la autoprestación, que sería sin coste para el usuario, se incluye el servicio dentro de las escuelas, institutos, colegios y centros universitarios y su campus. Otras opciones También ofrece la posibilidad de que las administraciones den WiFi gratuito si está limitado al acceso a las páginas web de las administraciones públicas.
El organismo regulador señala que cuando una administración pública quiera ofrecer servicios WiFi en libre competencia con los operadores del mercado, deberá contar con un plan de negocio sólido, generar un flujo de caja positivo, financiar la actividad a través de sus propios ingresos sin recurrir a fondos púbicos o por publicidad o patrocinio, y mantener cuentas separadas. También ofrece la posibilidad de que el servicio será financiado por las Administraciones Públicas con ayudas europeas si se notifica a la CE y lo autoriza la CMT siempre que no afecte negativamente al mercado.