Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos contabilizan más de 2.500 minerales raros en la Tierra

Científicos han inventariado y categorizado todas las especies de minerales raros de la Tierra descritos hasta la fecha, tomando muestras de cinco o menos sitios en todo el mundo. Individualmente, varias de las especies tienen un suministro conocido en todo el mundo más pequeño que un terrón de azúcar. Estos 2.550 minerales son mucho más raros que los diamantes y gemas caros que suelen regalarse.
Pero mientras su rareza, lógicamente, les hacen los más preciosos de los minerales, muchos de ellos no funcionaría como un presente. Varios son propensos a fundirse, evaporarse o deshidratarse y, unos pocos, como un vampiro, se descomponen gradualmente cuando se exponen a la luz solar.
Su mayor valor para la humanidad se encuentra en las reveladoras pistas que ofrecen acerca de las condiciones del subsuelo y los elementos que los crearon, así como una visión de trastornos biológicos del planeta en el pasado. De hecho, los minerales raros representan la más verdadera distinción entre la Tierra y todos los demás planetas, según los autores de un artículo sobre su trabajo que se publica en la revista 'American Mineralogist'.
Los científicos Robert Hazen, de la Institución Carnegie, y Jesse Ausubel, de la Universidad Rockefeller, en Estados Unidos, dicen que conocer a fondo la firma de los minerales de nuestro planeta que sustentan la vida --la comprensión de las distintas combinaciones de circunstancias que crean minerales raros-- también aporta información sobre qué podría encontrar una sonda inter-planetaria.
Los autores señalan la ironía de que las piedras preciosas y otros minerales de gran valor para la humanidad --incluyendo los llamados "minerales de tierras raras" necesarios para fabricar componentes electrónicos-- no cumplen con la definición de raro en lo que se refiere al planeta Tierra.
"Diamante, rubí, esmeralda y otras piedras preciosas se encuentran en numerosas localidades y se venden en cantidades comerciales y, por lo tanto, no son raros en el sentido empleado para esta contribución. El uso de la palabra 'raro' en el contexto de 'elementos raros terrrestres' o 'metales raros' es igualmente engañosa, ya que se producen anualmente muchos miles de toneladas de estos productos", añade.
MÁS DE 5.000 ESPECIES DE MINERALES RECONOCIDAS
Por otro lado, señala el doctor Hazen, el mineral 'ichnusaite' ejemplifica una verdadera rareza, creado a través de una mezcla subterránea del elemento radiactivo torio y el plomo como el molibdeno, con un único espécimen encontrado, en Cerdeña hace unos años.
Hay reconocidas 5.090 especies minerales oficialmente, menos de 100 de las que constituyen el 99 por ciento de la corteza terrestre, con un puñado de especies de feldespato que comprenden alrededor del 60 por ciento. De las 5.090, aproximadamente 2.550 se definen como raras, es decir, que se encuentra en cinco o menos puntos del mundo.
Y, según el artículo, más de dos tercios de las especies minerales conocidas ", incluyendo la gran mayoría de las especies raras, se han atribuido a cambios biológicos en el entorno cercano a la superficie de la Tierra. "Tenemos que volver a pensar 'animal, vegetal o mineral' --dice Ausubel--. En el viejo juego de sociedad, si no está vivo, no crece y viene de la tierra, es un mineral, pero algunos de estos minerales raros no crecer ni vienen del todo de la tierra".
Cada mineral raro encaja en una o más de estas cuatro categorías: fue creado por condiciones únicas, con limitaciones en la Tierra; son efímeros bajo condiciones inusuales (frío, sequía etcétera) y no suele haber muestras de ellos en los lugares geológicos.