Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos descubren metanol el cometa Pan-Starss

Científicos del Centro Goddard de la NASA han registrado emisiones de metanol (CH3OH) en el cometa Pan-Starss (C/2012 K1), que podrían revelar nuevos datos sobre la formación del sistema solar.
Para sus mediciones, los investigadores emplearon el telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), situado en el desierto de Atacama, Chile. Gracias a su resolución, ALMA fue utilizado anteriormente para estudiar la distribución de HCN (cianuro de hidrógeno), HNC (isocianuro de hidrógeno) y H2CO (formaldehído) en la coma interior de los cometas C / 2012 F6 (Lemmon) y C / 2012 S1 (ISON).
Ahora, la instalación obtuvo nueva información sobre la distribución y la temperatura de metanol en el interior del coma (el núcleo) del cometa C/2012 K1 (Pan-Starrs), cuyos resultados se han publicado en arxiv.org. Las observaciones se llevaron a cabo los días 28-29 de junio de 2014, cuando el cometa era muy brillante (magnitud 8,5), visible a través de un pequeño telescopio e incluso binoculares, y relativamente cerca de la Tierra a una distancia de casi dos unidades astronómicas (UA).
Pan-Starrs es un cometa nube de Oort, que fue descubierto el 17 de mayo 2012 usando el telescopio Pan-STARRS situado en la isla de Maui en Hawai. El cometa llegó a perihelio el 27 de agosto de 2014, a una distancia de 1,05 UA del Sol. Por lo tanto, el verano de 2014 ofreció a los astrónomos una gran oportunidad de observar este planetésimo helada en detalle.
Se cree que los cometas son restos congelados de la formación del sistema solar hace unos 4.500 millones de años. Son relativamente prístinos y por lo tanto pueden dar pistas sobre cómo se hizo el sistema solar. Encontrar un compuesto orgánico como metanol en un cometa sugiere que estos cuerpos de hielo podrían haber sido una fuente de las moléculas orgánicas complejas necesarias para la vida.