Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos hallan evidencias de sepulcros musulmanes en la alta Edad Media en Francia

Análisis arqueológicos y genéticos podrían indicar que tres esqueletos enterrados en fosas medievales en Francia pueden haber sido musulmanes, según un estudio publicado este miércoles en 'Plos One' por Yves Gleize, del Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (Inrap) y la Universidad de Burdeos, Francia; Fanny Mendisco de la Universidad de Burdeos, y sus colegas.
La rápida conquista árabe-islámica durante la alta Edad Media dio lugar a grandes cambios políticos y culturales en el Mediterráneo. A pesar de que la temprana presencia musulmana medieval en la Península Ibérica está bien documentada, los científicos tienen menos evidencia de la expansión musulmana al norte de los Pirineos.
Los autores de este trabajo se propusieron determinar si los esqueletos en tres tumbas de un sitio medieval en Nimes, Francia, se relacionan con la presencia musulmana en Francia en el siglo octavo. En concreto, estudiaron las prácticas funerarias en el lugar, analizaron el ADN de los esqueletos y determinaron el sexo y la edad de los esqueletos.
Los enterramientos parecen seguir los ritos islámicos, incluyendo la posición del cuerpo y la orientación de la cabeza hacia la Meca. Los autores también hallaron evidencia genética que indica que su linaje paterno puede mostrar ascendencia del norte de África. La datación por radiocarbono muestra que los esqueletos son probablemente de entre los siglos VII y XIX.
Teniendo en cuenta todos estos datos, los autores proponen que los esqueletos de las tumbas de Nimes pertenecían a bereberes integrados en el ejército Omeya durante la expansión árabe en el norte de África en el siglo VIII. A pesar del bajo número de tumbas musulmanas descubierto, los científicos creen que estas observaciones proporcionan evidencia arqueológica y antropológica de las comunidades musulmanas en el sur de Francia.
El doctor Gleize subraya: "El análisis arqueológico, antropológico y genético conjunto de tres tumbas altomedievales en Nimes proporciona evidencias de enterramientos vinculados con la ocupación musulmana durante el VIII en el sur de Francia".