Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cobrar o no por los contenidos en Internet, la polémica está servida

"El periodismo de calidad no es barato", sentenció Rupert Murdoch, el dueño del mayor imperio mediático mundial, antes de confirmar que a partir del próximo año comenzará a cobrar por acceder a los contenidos periodísticos en la Red. Las posiciones a favor y en contra se mezclan entre los que esperan que el empresario haga reflotar la rentabilidad del sector y los que auguran su hundimiento definitivo. Lo cierto es que leer los periódicos 'on line' no será gratis.
Directores de medios de todo el mundo, cansados de perder la batalla contra la caída de los ingresos publicitarios, se aferran a la esperanza de que Internet, su antiguo rival abra la puerta de regreso a la rentabilidad.
Ningún empresario quiere ser el primero en comenzar a cobrar por los contenidos y enfrentar la inevitable pérdida de lectores frente a rivales que siguen ofreciendo la información gratis. Y cualquier acuerdo entre editores para cobrar corre el riesgo de ser considerado anticompetitivo.
Sin embargo, Georgina Prodhan, periodista británica, considera que "quienes ven a Rupert Murdoch como un posible salvador de la industria deberían tener en cuenta que su imperio mediático, News Corp, tiene una fuerza única".
El empresario tiene una posición privilegiada que lo diferencia del resto. Murdoch, tiene negocios por los cuales podría cobrar con más facilidad, como la cadena de satélite británica BSkyB, en la que combina información 'online' con contenidos televisivos y los paquetes de banda ancha por los que actualmente cobra.
Otros periódicos, la mayoría tienen una posición más débil, que no ofrecen novedades en sus webs, sino que reproducen más o menos los contenidos de la versión impresa. Muchos expertos creen que la gran parte de los diarios sufrirían una considerable pérdida de lectores si comenzarán a cobrar por eso.
Entre las excepciones están el 'Wall Street Journal', de News Corp, y el 'Financial Times', de Pearson, que cobran a los lectores pero son contenidos especializado orientado a los negocios.
La mayoría de los editores de noticias podrían optar por no cobrar por sus contenidos online y quizá busquen aumentar sus ingresos a través de publicidad más concreta o servicios adicionales de pago, como los suplementos.