Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Competencia aboga por dar prioridad a nuevos operadores en el reparto de frecuencias de móvil

Una persona utiliza un teléfono móvil. EFE/Archivotelecinco.es
La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) cree que en la reordenación de las bandas de frecuencias para servicios de telefonía móvil se debe dar prioridad a nuevos operadores de telecomunicaciones con red propia y promover una mayor competencia en el mercado.
En su informe sobre la consulta pública del Ministerio de Industria para el reparto del espectro radioeléctrico, el organismo señala que se debe dar prioridad a "nuevos entrantes en los procesos de licitación".
Actualmente, en la banda de 900 Mhz -una de las que entra en el proceso de reordenación- hay 35 MHz disponibles repartidos entre Telefónica (16 MHz), Vodafone (12 MHz) y Orange (6 MHz), mientras que Yoigo no dispone de espectro en esta banda y ha expresado su deseo de acceder a estas frecuencias.
Junto a la prioridad de entrada para nuevas compañías, la CNC señala que se deben introducir "obligaciones" a las empresas con red propia para favorecer la competencia entre los operadores móviles virtuales (OMV) -los que prestan servicios desde la red de otros-, y eliminar "diferencias" en el acceso a bandas entre los operadores con red.
Asimismo, el organismo rechaza que se establezcan compensaciones para las compañías que ya tienen licencias, como extender la duración de las concesiones, que podrían ser contrarias a la competencia.
La CNC critica que las propuestas de reparto que recoge el documento de Industria para la banda de 900 MHz "perpetúan en el tiempo los actuales desequilibrios" y que en algunos casos parece "asumir que los actuales operadores de red tengan garantizado el derecho de acceder de manera prioritaria a nuevos recursos".
De forma más general, la CNC apunta también que sería mejor analizar la reordenación del uso de las bandas de frecuencias de telefonía móvil "en su conjunto" y que el objetivo principal de este reparto debe ser "promover un mayor grado de competencia" que conlleve "mayor calidad e innovación en servicios, más inversión y despliegue de nuevas redes y bajada de precios".
Industria ha planteado diferentes propuestas de reparto para las bandas de 900 MHz y 1.800 MHz; así como para la de 2,6 GHz y el denominado "dividendo digital", las frecuencias que quedan libres con el paso de la televisión analógica a la digital.
Estas bandas de frecuencias permitirán a las operadoras dar servicios avanzados de telefonía móvil.