Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compras de lujo sin moverse de casa

"Lo bueno de comprar en estas webs es que consigues productos de marca a precios más bajos que en el mercado", nos cuenta Carmen, usuaria de Vente Privee. Esa es la filosofía: ofrecer productos de primeras marcas a precios hasta un 70% más baratos que en tienda. Privalia, Vente Privee o Buy Vip trabajan con firmas de primera línea en sectores como la moda, decoración, deportes o tecnología.
Estos espacios se han visto revitalizadas por la crisis. "Comprar por Internet en este tipo de sitios permite al usuario ahorrar dinero y reduce el tiempo de ocio en la calle", afirma un estudio realizado por Buy Vip.
Momento histórico para el negocio
Para Lucas Carné, cofundador de la compañía, "estamos en un momento histórico de crecimiento del negocio, en un ambiente general de freno del consumo". Según Carné, "la fórmula de ofrecer primeras marcas de moda a precios de hasta el 70% de descuento se ha consolidado como una fórmula de éxito en el contexto de crisis económica, ya que permite mantener el consumo reduciendo el gasto".
Los datos hablan por sí mismos. En Privalia "hemos crecido un 500% en el 2009, somos un sector en expansión y por ese motivo no notamos la crisis", explican. BuyVip ha triplicado su facturación y en este año han vendido un 150% más que en 2008. Vente Privee tampoco se queda atrás y tienen previsto facturar unos 620 millones de euros este año.
Sistema de compra sencillo
El sistema de compra es muy sencillo. El usuario tiene que registrarse en la web, invitado por otra persona. Diariamente surgen cuatro o cinco ventas nuevas que son notificadas en el mail del socio. Se elige un producto y se compra rellenando un formulario con tus datos bancarios y la dirección en la que se quiere recibir el paquete.
El plazo de entrega suelo oscilar entre las dos y las cuatro semanas. "Me parece que tardan bastante", dice Carmen, "estamos acostumbrados a comprar algo y llevárnoslo, supongo que es cuestión de cambiar el chip".
"Si lo hubiera comprado en una tienda, lo habría devuelto"
¿Y si algo no me queda bien o no me gusta? Este es uno de los mayores inconvenientes que aprecian los usuarios de estas webs. En Privalia afirman que facilitan al comprador la devolución de los productos, "un mensajero recoge el paquete cuando nos dice el usuario", explican desde la compañía. "Compré un aspirador y tiene un defecto en el cable, por lo que se recoge sólo", cuenta Ana, usuaria de Privalia, "si lo hubiera comprado en una tienda lo habría devuelto pero al ser por Internet, me lo quedé". 
"El precio de la devolución lo tienes que pagar tu", explica Carmen, usuaria de Vente Privee, "compré un pantalón que me quedaba grande y al final por todos los trastornos que ocasionaba la devolución no lo cambié".