Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenada a cuatro años de cárcel por robar secretos comerciales de Motorola

La es-empleada de Motorola, Hanjuan Jin, ha sido condenada a cuatro años de cárcel, una multa de 20.000 dólares (15.984,13 euros) y supervisión de tres años tras su liberación por robar secretos comerciales de la compañía valorados en millones de dólares.
El juzgado federal del caso aseguró que la ex-empleada de 41 años había llevado a cabo "un ataque muy deliberado" contra la firma estadounidense. Por su parte, la acusación dijo que Jin había robado más de 1.000 documentos confidenciales de Motorola.
Fue en el mes de febrero 2007 cuando a la ex-trabajadora de Motorola se le acusaba de robar secretos mercantiles de la compañía, pero fue absuelta de los cargos más graves de espionaje económico.
La imputada en el caso por robo de documentos confidenciales de Motorola -china de nacimiento y ciudadana americana- ha sido condenada a cuatro años de cárcel, además de pagar una multa 20.000 dólares (15.984,13 euros). Una vez haya cumplido su estancia en prisión, Hanjuan Jin estará sujeta a supervisión durante un periodo de tres años.
A Jin se le acusaba de trabajar para SunKaisens, una compañía de tecnología que está afiliada al ejército Chino. Lo cual tiene relación con lo sucedido hace cinco años. Ya que, en 2007, Hanjuan Jin era detenida por agentes de aduanas en el Aeropuerto Internacional Chicago-O'Hare. En ese momento la acusada viajaba con un billete a China, 30.000 dólares en metálico (23.969,79 euros) y documentos tanto de Motorola como del ejército Chino.
Sin embargo, la relación de Hanjuan Jin con el ejército chino no pudo probarse. Ya que, según el juez instructor del caso, Ruben Castillo, no existían pruebas de que la información de los documentos beneficiara al ejército Chino. Pero la condena hacia esta ex-empleada de Motorola no quedó en el olvido, puesto que en la sentencia de este miércoles Castillo insistió en que era necesario establecer un precedente que impidiera a otros el robo de información vital. De ahí la condena a cuatro años de Hanjuan Jin.
En palabras del juez Ruben Castillo: "En el mundo de hoy, lo más valioso que tiene alguien es la tecnología". A lo que añadió que "lo más importante que este país puede hacer es proteger sus secretos comerciales".
Enlaces relacionados:
- BBC (http://www.bbc.co.uk/news/business-19419521).