Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desaparece la cuenta oficial de Angel Carromero en Twitter

La cuenta oficial del dirigente de Nuevas Generaciones Angel Carromero en Twitter ha desaparecido de la red social sin dejar rastro. Suecede un mes después de que el joven militante del PP se viera implicado en un accidente de tráfico en Cuba, que le costó la vida a los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero.
Una búsqueda de su perfil a través de Google redirecciona a una página de Twitter en la que puede leerse el siguiente mensaje: "Lo sentimos, ¡esa página no existe! Gracias por darte cuenta. Vamos a arreglarlo y a tenerlo todo de vuelta a la normalidad pronto".
Twitter está plagado de mensajes sobre Carromero, algunos de apoyo pero otros muchos con comentarios hirientes o parodias relacionadas con su reciente retirada del carné de conducir por varias infracciones.
Algunos de estos mensajes llegan directamente a su cuenta en Twitter si el usuario le menciona por su nombre en esta red social.
Carromero permanece en prisión provisional en el centro de seguridad del Estado '100 y Aldabó' en La Habana. La Fiscalía solicita para él una pena de siete años de cárcel por el homicidio involuntario de Payá y Cepero, pues el joven español era quien conducía el coche accidentado. Aparentemente conducía a mayor velocidad de la permitida.
Se especula con que el juicio podría comenzar el próximo 31 de agosto, si bien ni las autoridades españolas ni sus abogados han recibido confirmación oficial de este extremo. En todo caso, el juicio debería comenzar entre finales de este mes y principios del siguiente.
Carromero tiene varias opciones para regresar a España aún cuando el tribunal le condene.
El régimen puede decidir su expulsión antes de que termine de cumplir la pena impuesta, que quedaría extinguida. Esta sería la salida más beneficiosa, pues no tendría que responder de ninguna responsabilidad penal en España. O puede acordar con el Ejecutivo español su traslado a nuestro país para que cumpla aquí el castigo impuesto.