Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren una segunda 'super-Tierra'

El planeta es visible cuando su órbita se alinea y se observa cruzando la cara de su estrella principal. Aunque la masa de GJ1214b es similar a la de Corot-7b, su radio es mucho mayor, lo que sugiere que la composición de los dos planetas debe ser bastante diferente. 
Mientras que Corot-7b probablemente tenga un núcleo rocoso y esté cubierto con lava, los astrónomos creen que tres cuartas partes de GJ1214b se componente de agua helada y el resto de silicio y hierro. GJ1214b orbita su estrella una vez cada 38 horas a una distancia de sólo 2 millones de kilómetros, 70 veces más cerca que la Tierra del Sol.
Según explica David Charbonneau, director del estudio, "estando tan cerca de su estrella, el planeta debe tener una temperatura superficial de alrededor de 200 grados centígrados, demasiado calor para que el agua esté líquida".
Al comparar el radio de GJ1214b con los modelos teóricos de planetas, los investigadores descubrieron que éste excedía las predicciones y que existía algo más a parte de la superficie sólida del planeta que estaba bloqueando la luz de la estrella: una atmósfera de 200 kilómetros de gruesa a su alrededor.
El planeta fue descubierto por primera vez como un objeto en tránsito dentro del proyecto MEarth que sigue a alrededor de 2.000 estrellas de baja masa en busca de tránsitos de exoplanetas.
Para confirmar la naturaleza planetaria de GJ1214b y obtener su masa los científicos necesitaron toda la precisión del espectógrafo HARPS del telescopio de 3,6 metros del Observatorio Austral Europeo en La Silla. EPF