Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubrimiento interestelar de las 'Voyager' antes de abandonar el Sistema Solar

Las naves Voyager 1 y Voyager 2 salieron de la Tierra hace 32 años. Su misión era viajar hasta los planetas exteriores para fotografiarlos. A punto de abandonar el Sistema Solar para adentrarse en el espacio interestelar han realizado un descubrimiento insólito, que han revelado científicos de la revista : El Sistema Solar está atravesando actualmente una nube interestelar que la física dice que no debería existir. "Utilizando los datos de la Voyager, hemos descubierto un fuerte campo magnético en las afueras del Sistema Solar. Este sostiene una nube interestelar". La nube ha sido bautizada como 'Pelusa Local'. Mide unos 30 años luz de diámetro y contiene una mezcla tenue de átomos de hidrógeno y helio, a una temperatura de 6.000 grados centígrados. Su origen sorprende por su entorno: Hace 10 millones de años, un grupo de supernovas explotó cerca, creando una burbuja de gases de millones de grados. Estos gases rodean completamente a la 'Pelusa Local' y en condiciones normales, debería haber sido aplastada o dispersada por ellos. Pero ha sobrevivido. Y la respuesta la ha encontrado la Voyager: "Los datos de la nave muestran que la nube está mucho más fuertemente magnetizada que lo que nadie había sospechado antes: entre 4 y 5 microgauss. Este campo magnético puede aportar la presión extra que se requiere para resistir a la destrucción". JNP. Nature FOTO: NASA.