Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército de EEUU se arma con iPhones

El Ejército de EEUU utiliza el iPhone en sus misiones.telecinco.es
Según la revista Newsweek el Gobierno de EEUU está facilitando iPod Touch y, en menor número debido a su mayor precio, iPhones -a pesar de que el segundo ofrece mayores opciones, como cámara y teléfono integrado-. A pesar de que no se ha desvelado el número de dispositivos distribuidos, el director de inteligencia y guerra electrónica del Ejército en la base Fort Monmouth, en Nueva Jersey, Jim Ross, ha reconocido que un iPod Touch "puede ser todo lo que ellos -los soldados- pueden necesitar".
Los soldados pueden usar traductores de idiomas y enlazar el uso de una frase, en audio o texto, con una fotografía, para búsquedas de sospechosos. También pueden emplear vídeos del líder local pidiendo ayuda a los ciudadanos para que faciliten su colaboración.
El propio ejército estadounidense está trabajando en la creación de aplicaciones que ayuden a sus tropas, como una que facilite el envío de vídeos aéreos de zonas en las que hay que hacer despliegues terrestres directamente a los dispositivos o programas para mantener teleconferencias con agentes de inteligencia situados en cualquier parte del mundo. Los francotiradores, por su parte, ya utilizan en Irak y Afganistán un programa llamado 'Ballistic Calculator' que les ayuda en sus disparos.
Los investigadores del ejército también están desarrollando una aplicación que permita que el iPod funcione como un controlador remoto para utilizar robots de desactivación de bombas. En Sudán, los militares estadounidenses se valen del dispositivo de Apple para aprender el protocolo apropiado a seguir con los líderes tribales.
También trabajan en una aplicación que permitirá a los efectivos "subir" a una base de datos las fotografías de los sospechosos detenidos. Mediante un sistema de reconocimiento facial, facilitaría mucho el rastreo de criminales en zonas de guerra.
La guerra, más fácil