Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España se dota de un centro científico líder en investigación humana y social

España se ha dotado de un Centro de Investigación de Ciencias Humanas y Sociales, en Madrid, que aspira a ser líder en Europa en estas disciplinas, y que se trata del mayor en España de estas características ya que alberga siete laboratorios y una biblioteca especializada, con 21 kilómetros de estanterías.
El acto de inauguración celebrado hoy ha sido presidido por la titular de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, quien ha estado, acompañada del presidente del CSIC, Rafael Rodrigo.
Garmendia ha lanzado un alegato a favor de las ciencias humanas y sociales y ha aprovechado su discurso para tildar de "crimen" la postura de quienes han querido "hacer cómplice" a su ministerio de una serie de "temores, amenazas y profecías que alertaban del fin inminente de la cultura humanística".
"A partir de ahora, a cada persona que me interpele sobre el ocaso de las humanidades, le invitaré a visitar este centro (...) será el mejor testimonio y la mejor respuesta a sus preocupaciones".
"No volveré a insistir -ha dicho la ministra- en que el conocimiento de nuestra historia, nuestra lengua o nuestra sociedad son más necesarios que nunca, y que, además, la investigación en estas áreas nunca se había realizado antes con mayor rigor, profundidad e intensidad".
Cuando se cumple casi un año desde que Garmendia se pusiera al frente del Departamento de Ciencia e Innovación, ésta ha insistido en que, durante este tiempo, ha dejado claro "el absurdo" que supone hablar de "lucha entre disciplinas", cuando las nuevas formas de producción del conocimiento exigen más que nunca "un intenso trabajo interdisciplinar, en donde las fronteras tradicionales se difuminan".
La importancia de este centro científico inaugurado hoy, dependiente del CSIC, justifica, según Garmendia, el que, en el marco del Plan E de estímulo de la economía y el empleo, se haya apostado por esta institución, con una dotación de cinco millones de euros para un proyecto de catalogación de revistas científicas escritas en idiomas de la Península Ibérica, distintos al castellano, y que se denomina Índice Iberoamericano de Información y Conocimiento.
El centro inaugurado hoy, que está dotado de una superficie de 60.000 metros cuadrados de instalaciones, y que acoge a más de 700 personas, entre investigadores y personal de apoyo, está ubicado en un antiguo edificio de la Administración del Estado, que ha sido completamente remozado, tras varios años de trabajos, para dar cabida al nuevo centro, que ha recibido 30 millones de euros del CSIC para su modernización.
Además de la biblioteca especializada, el centro incluye varios laboratorios de arqueología, uno de fonética, uno de espectro-radiometría y otro de cibermetría.
La biblioteca especializada está integrada por un millón de volúmenes, 700.000 monografías, 11.000 revistas y 300.000 volúmenes de libre acceso; además, el centro cuenta con más de 10.000 documentos con valor patrimonial.
Los siete laboratorios que lo integran y que, hasta ahora, estaban ubicados en distintas zonas de Madrid son: Historia; Lenguas, Culturas del Mediterráneo y Oriente Próximo; Lengua, Literatura y Antropología; Filosofía; Economía, Geografía y Demografía; Estudios Documentales sobre Ciencia y Tecnología, y Políticas y Bienes Públicos.
Los trabajos de los investigadores abarcan el estudio de la acción humana desde la antigüedad hasta el presente, y además, se están llevando a cabo en el mismo distintos proyectos sobre cambios sociales y demográficos en las sociedades actuales; sobre ciencia; Oriente Próximo Antiguo; estudios clásicos, judaicos e islámicos.