Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Estación Espacial luce su primer hábitat hinchable

La Estación Espacial Internacional (ISS) ya exhibe entre sus módulos el primer hábitat espacial hinchable, denominado BEAM (Bigelow Expandable Activity Module).
Tras un fallo en la maniobra programada para el jueves 26 de mayo, el módulo pudo ser extendido por completo lentamente a lo largo del sábado 28, y posteriormente fue presurizado y quedó listo para ser utilizado por los astronautas del complejo orbital.
BEAM es el primer hábitat inflable lanzado al espacio. Cuando está plegado, es un cilindro comprimido 2,16 metros de largo y 2,36 de ancho. Totalmente hinchado, BEAM tendrá 4 metros de ancho y 3,2 metros de largo. En esencia, es una nueva sala con 16 metros cúbicos de espacio.
La NASA quiere estudiar la tecnología para futuros hábitats en el espacio profundo, mientras que Bigelow Aerospace, la compañía responsable de su creación, ha puesto su mirada en las estaciones espaciales privadas y bases de la luna.
En un corto video, la empresa muestra la expansión del módulo BEAM tras su llegada a la ISS y su acople al módulo 'Tranquility': https://www.youtube.com/watch?v=aciRYFKdaRU