Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos nucleares de varios países, incluido España, intercambian datos sobre controles a vasijas en reactores

Bélgica se toma muy en serio los fallos de la vasija en el reactor de Doel III y avanza que habrá controles a la central de Tihange
Expertos nucleares de nueve países, incluido España, han intercambiado este jueves información sobre "controles e integridad de las vasijas de los reactores" nucleares en el marco de una reunión convocada por la Agencia Federal Nuclear de Bélgica (AFCN) tras detectarse problemas en las vasijas del reactor número tres de la planta belga de Doel.
"Esta toma de contacto internacional ha permitido intercambiar experiencias en materia de controles e integridad de las vasijas de los reactores", ha explicado el director general de la AFCN, Willy De Roovere, en rueda de prensa al término de la reunión de expertos nucleares.
De Roovere ha recordado que el objetivo de la reunión era presentar por parte de la agencia nuclear belga "el estado de situación sobre la vasija del reactor número tres de Doel" al resto de expertos nucleares, a las que también han informado sobre "los controles complementarios exigidos por la AFCN".
La AFCN informó el pasado 9 de agosto del cierre temporal, en principio, hasta finales de agosto, de un reactor en la central nuclear de Doel III para analizar las "numerosas anomalías" detectadas en su vasija, mientras el Gobierno descarta que estos problemas planteen algún riesgo a la población dado que la actividad se ha parado. "No se han producido fugas ni existe peligro alguno para la población", han explicado a Europa Press fuentes de la AFCN.
Las investigaciones iniciales apuntan a la marca holandesa Rotterdam Droogdok Maatschappij, fabricante de la vasija afectada y que en la actualidad ya no existe, según recogen los medios belgas.
El mismo fabricante es el responsable de una veintena de reactores repartidos en todo el mundo, entre ellos una decena en Estados Unidos, nueve en Europa -dos en España, dos en Países Bajos, dos en Alemania, uno en Suecia, dos en Suiza-- y otro en Argentina, según el diario galo 'Le Monde'.
Según han confirmado fuentes del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) a Europa Press, en España hay dos centrales que compraron los materiales para fabricar sus vasija en el misma empresa: la de Santa María de Garoña (Burgos) y Cofrentes (Valencia).
De Roovere no se ha querido pronunciar sobre el posible impacto de los problemas detectados en la vasija del reactor belga para otros reactores nucleares en otros países y ha remitido a las autoridades de seguridad nucleares nacionales.
A la reunión de este jueves en Bruselas ha acudido por parte de España la jefa de área de ingeniería mecánica y estructural del Consejo de Seguridad Nuclear, Belén Sánchez, junto a expertos nucleares de Estados Unidos, Francia, Suiza, Suecia, Países Bajos, Alemania, Reino Unido y Bélgica.
NO HABRÁ DECISIÓN SOBRE CIERRE DE DOEL HASTA COMPLETAR ANÁLISIS
De Roovere ha dejado claro que en Bélgica no se tomará una decisión sobre la conveniencia o no de cerrar la central belga de Doel hasta que se concluyan "los análisis complementarios" a finales de septiembre.
"Estos análisis serán presentados ante un foro internacional de expertos en octubre --la fecha todavía no está confirmada-- para poder pronunciarse de forma totalmente neutral sobre el futuro de Doel III", ha explicado. Posteriormente, habrá una segunda reunión de los responsables de seguridad nuclear en la AFCN a lo largo del mes de octubre.
El director de la agencia nuclear belga ha recordado que gracias al control rutinario sobre las instalaciones de Doel que empezaron a principio de junio cuando se cerró la planta pudieron "detectar indicaciones de fallos en Doel III que merecían análisis complementarios".
"Nos tomamos muy en serio estas indicaciones de fallos y los hemos presentado hoy aquí durante la reunión internacional de las autoridades de seguridad nuclear", ha concluido, al tiempo que ha informado del cierre del reactor dos de la planta nuclear belga de Thange para una revisión prevista desde hace tiempo.
"Se hará el mismo tipo de inspección que para el reactor de Doel III dado que la vasija en efecto ha sido fabricada por el mismo fabricante RDM en los años 70", ha precisado, recordando que ambos reactores no representan "ningún peligro para la población, los trabajadores o el medio ambiente" puesto que han sido paralizados.
Aunque la Comisión Europea considera "evidente" que los Estados miembros realizarán controles de seguridad de estos reactores, reconoce que sólo puede les puede hacer recomendaciones y que no puede imponer ninguna decisión, incluido el cierre potencial de instalaciones.