Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Facua denuncia a Facebook por incumplir normas publicitarias

Según Facua, la publicidad de este tipo de productos está prohibida por el Real Decreto 1907/1996, de 2 de agosto, en el que se contempla que "queda prohibida cualquier clase de publicidad o promoción directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria que sugieran propiedades específicas adelgazantes o contra la obesidad".
La asociación también denuncia que Facebook anuncia otros productos "cuya publicidad también está prohibida por la normativa de protección al consumidor", al incurrir en publicidad engañosa, según la Ley General de Publicidad, ya que "induce o puede inducir a error a sus destinatarios, pudiendo afectar a su comportamiento económico, o perjudicar o ser capaz de perjudicar a un competidor", entre otros aspectos.
En este sentido, Facua menciona la existencia de un anuncio de una conocida tienda de ropa en el que se ofrece un cheque regalo de 500 euros. Sin embargo, cuando el usuario pincha en el enlace, accede a un contenido totalmente distinto, es decir, un servicio de suscripción de descarga de contenidos para móviles.
La asociación considera que Facebook incumple con estos anuncios "tanto la legislación española como sus propias normas de publicidad", ya que la 'Filosofía publicitaria' de la compañía indica que "los anuncios deben mencionar y representar con claridad la empresa, el producto o la marca publicitados".
Este documento también hace referencia a la publicidad fraudulenta señalando que "los anuncios no deben hacer ofertas engañosas ni fraudulentas", y afirma que "si el anuncio incluye un precio o descuento, o si ofrece algo 'gratis', la URL de destino debe remitir al usuario a una página donde se ofrezcan con claridad las mismas condiciones estipuladas en el anuncio".
Incumplen la ley y su filosofía publicitaria