Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Fuerzas Aéreas británicas, espiadas por Google Street View

Los jefes militares y parlamentarios británicos han criticado al gigante de internet por dejar al descubierto la base secreta de la SAS, el Servicio Especial del Aire. A través del servicio Street View, Google difunde fotografías detalladas de la entrada a la sede, proporcionando una detallada visión de 180º del perímetro, y convirtiéndola, dicen, en blanco de ataques terroristas.
Todos los internautas pueden acercarse con sus monitores de sus ordenadores a una visión de 180º del perímetro de la sede, que nunca antes había sido situada en un mapa por motivos de seguridad. Ahora, sus coordenadas, situadas en Credenhill, Herefordshire, están al alcance de todos.
Este cambio supone, según militares y parlamentarios, hacer del SAS un blanco de ataques terroristas, por lo que piden que toda la información aportada por Google Street View sea retirada de inmediato.
Además, manifiestan necesario “un cierto grado de moderación tanto por los ciudadanos como por Google”, que debe tener en cuenta que con sus servicios puede poner en peligro a algunos servicios públicos y personas.
Por su parte, desde Google han defendido las imágenes y dicen no tener intención de retirarlas de la web. Una de sus portavoces, Laura Scott, ha dicho que “Google sólo toma imágenes de la vía pública, y lo que se ve no es distinto a lo que cualquiera puede observar si caminan por el lugar, por lo tanto no se ha creado un riesgo apreciable”, e insiste en que caras de viandantes y matrículas de vehículos en la zona aparecen pixeladas. IM