Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gestión de identidad, banca contextual y servicios de valor para pymes: nueva estrategia digital del sector financiero

Los retos que afronta el sistema bancario tras la crisis financiera y la exigencia de recuperación de su rentabilidad hacen necesario que el sector adopte un nuevo modelo de creación de valor más sostenible y que permita construir una nueva forma de relación con el cliente adaptada a la nueva era digital, según ha desvelado el vídeo-informe sobre banca y tecnología realizado por Minsait, la unidad de negocio de Indra.
En este contexto, las tecnologías de gestión de la identidad digital de clientes y no clientes y de custodia de la información, los productos de banca contextual como impulsores de la Experiencia de Usuario (UX), las soluciones que ayudan a las pymes en la resolución de sus problemas del día al día o los Sistemas Automáticos de Valoración (AVM), ocupan los primeros puestos del ranking de productos y servicios habilitados por las tecnologías disruptivas para responder a los retos del sector.
Según el estudio, titulado "El nuevo modelo de creación de valor de la banca basado en tecnologías disruptivas, el diseño de una estrategia digital clara con unos líderes que patrocinen el cambio cultural hacia la innovación constituye la única vía para que la banca pueda superar el conjunto de retos a los que se enfrenta tras la crisis: erosión de márgenes y desarrollo del shadow banking, aumento de la presión regulatoria y pérdida de confianza por la sociedad, construcción de un nuevo modelo de relación con el cliente o entrada masiva de nuevos competidores en el sector.
GESTIONAR LA IDENTIDAD DIGITAL DEL CLIENTE CON GARANTÍA DE SEGURIDAD
La nueva regulación del sector financiero y las limitaciones derivadas de la naturaleza o tamaño de los nuevos competidores permiten que las soluciones de ciberseguridad ofrezcan a las entidades financieras la oportunidad de construir una posición ventajosa y diferenciada, según afirma Minsait.
Por un lado, las tecnologías de gestión de la identidad digital posibilitan acreditar al usuario durante todo el customer journey, una identificación que resulta crítica para proveer servicios de valor añadido y banca contextual asegurando una experiencia de usuario moderna y garantizando un pleno cumplimiento regulatorio y gestión del riesgo asociado al negocio.
Por otro, ofrecen capacidades para recoger información sobre control de fraude, agregarla, construir inteligencia analítica y disponibilizarla como servicio a consumir por los implicados del ecosistema.
BANCA CONTEXTUAL: DÓNDE, CÓMO Y CUÁNDO QUIERA EL CLIENTE
Los problemas de la banca tradicional en la fase de delivery de sus productos es otro de los puntos débiles que están siendo aprovechados por empresas Fintech y gigantes tecnológicos.
En este sentido, el estudio considera el desarrollo de soluciones de Banca Contextual como la manera de crear un nuevo modelo de relación digital con el cliente basado en conceptos del precio, conveniencia y agilidad (accionable en pocos clicks). De esta forma, las entidades financieras serían capaces de facilitarle el servicio, con asesoramiento y en tiempo real, mediante la combinación de herramientas de Big Data, movilidad o seguridad, entre otras cosas.
Además, este tipo de soluciones permiten construir una conexión emocional cuando el cliente percibe que "su banco" está a su lado en los momentos clave para ayudarle a conseguir sus objetivos personales.
IMPULSAR LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LA PYME
El apoyo a las pymes en la resolución de los problemas del día a día mediante la transformación digital constituye otra de los puntos clave que debe presidir la nueva estrategia de las entidades bancarias.
La propuesta de Minsait apunta al desarrollo de servicios en los ámbitos de captación y retención de clientes y de profesionalización de la gestión. En el primero de los casos, se trataría de aplicar inteligencia sobre el transaccional de las tarjetas de un banco para extraer en detalle el patrón de consumo de los clientes particulares, una información que resulta extremadamente útil para los clientes pyme y sin que ello genere conflicto con el particular.
También se considera relevante facilitar a las pymes a través de dispositivos móviles, el acceso a herramientas que mejoren su gestión, tanto en la operativa administrativa como financiera, que hasta ahora solo podían permitirse las grandes empresas (tecnología OCR para captura automática de datos de factura y almacenamiento de imagen válido para la agencia tributaria, factura electrónica en movilidad desde la nube, o acceso móvil en tiempo real a información sobre cobros y gastos pendientes, entre otros).
SER EL MEJOR Y EL MÁS PRECISO EN LA GESTIÓN DE RIESGOS
Los sistemas avanzados de gestión del riesgo son señalados en el estudio de Minsait como factor más característico y diferencial dentro de la cadena de valor del sector bancario.
La incorporación de la tecnología permite valorar los riesgos en la fase de admisión de una forma mucho más veloz (se elimina la intervención humana) y precisa. Estos sistemas utilizan datos sectoriales y sociodemográficos, cash flow, proyecciones y valoraciones automáticas en tiempo real de las garantías aportadas permitiendo disponer de técnicas avanzadas de pricing para todo tipo de clientes.
Por otro lado, las técnicas de computación matemática permiten anticipar tanto posibles situaciones de insolvencia de un cliente como indicios de mejoras en este ámbito y realizar una monitorización continua de los colaterales inmobiliarios del activo de una entidad.
Por último, el vídeo-informe de Minsait defiende el papel de la tecnología de medios de pago como ayuda fundamental para enfrentarse al reto social que supone la educación sobre conceptos financieros y supervisión y control del cliente del futuro.
EL FUTURO QUE YA ESTÁ LLEGANDO
El traslado definitivo de los pagos al wearable o al móvil, la reducción y especialización de las oficinas, o el asesoramiento personalizado través de móvil, realidad vitual o Smart TV, son algunos de los cambios que experimentarán los canales de relación con el cliente en los próximos diez años, según Minsait.
Por otro lado, los productos y servicios también experimentarán una revolución. Así, aparecerán numerosos servicios de valor añadido que aprovecharán la funcionalidad on-line y el sistema real-time en el ámbito en el ámbito de pagos, se incrementarán las adquisiciones de las compañías Fintech y se convergerá hacia los procesos de financiación contextual. Además, las pymes externalizarán gran parte de sus funciones de gestión en servicios provistos por los bancos, que además les proveerán otros específicos de outsourcing de tesorería y ciberseguridad. Y también será la Inteligencia Artificial quien diseñe las carteras y tome automáticamente las decisiones de inversión.
Otras novedades serán la aparición de empresas especializadas en riesgos mediante analytics, la conversión de la biometría múltiple en el sistema estándar de identificación o de la seguridad en core business de la banca.