Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La amenaza de Google en China, aplaudida por los activistas y disidentes asiáticos

Google planta cara al Gobierno chino al amenazar con abandonar el país. Foto: EFE.telecinco.es
El anuncio ha generado aplausos, e incluso ofrendas florales, de los disidentes y activistas de Internet en China.
Así, en la sede china de Google en el distrito universitario de Pekín, una decena de residentes ha dejado un ramo de rosas rojas y lirios blancos junto al cartel de Google. "Venir aquí es una especie de apoyo a Google", ha asegurado el empleado del sector informático Zhao Gang.
"Google se enfrenta a condiciones muy estrictas y adversas en China. Algo que sabíamos en nuestros corazones es ahora visible. Creo que es un punto de inflexión en China este año", ha afirmado.
Los activistas chinos se han quejado durante mucho tiempo de que el Partido Comunista de China ha reforzado su control de Internet, ahogando el flujo de información e ideas en nombre de la seguridad y la moral públicas.
Sus quejas han tenido ahora el respaldo de una de las empresas más grandes de la Red y por Washington, donde la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha asegurado que el Gobierno chino debería dar explicaciones de los ataques.
"La sorpresa no es la piratería o la censura. La sorpresa es que una empresa tan grande esté rompiendo su silencio por todos estos problemas", ha comentado Liu Ning, escritor y bloguero en Pekín.
El martes, el jefe de la división legal de Google, David Drummond, anunció en el blog de la compañía que Google podría cerrar sus operaciones en China después de sufrir un ciberataque proveniente del país asiático dirigido a cuentas de correo electrónico de activistas pro derechos humanos.
De confirmarse el cierre de la multinacional en China, El Gobierno podría dificultar el acceso a los motores de búsqueda de Google en el extranjero, que también pueden buscar en lengua china. EPF