Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google y Facebook están borrando contenidos violentos sobre la matanza de Assam

Google y Facebook han aceptado las peticiones del gobierno indio y están borrando contenidos violentos sobre los grupos sociales del país. La petición vino después de que algunos mensajes de venganza por los disturbios del mes pasado se propagasen por las redes sociales.
Las dos grandes de Internet, Google y Facebook han afirmado que se encuentran trabajando para borrar los contenidos violentos de sus páginas web.
"Facebook eliminará el contenido que viole nuestros términos", según se define en el acuerdo con los usuarios, dijo en un comunicado, que recoge TWSJ.
Además, la compañía de Palo Alto ha instado a los usuarios de la red social a que denuncien estos casos para acelerar el proceso de eliminación.
Con 50 millones de usuarios solo en la India, la red social constituye un potente foco de difusión de las ideas de los ciudadanos indios. De ahí que las revueltas sociales entre grupos étnicos estén cobrando protagonismo en esta red social.
Por su parte, Google respondió ante la petición del Gobierno que trabajaría para eliminar estos contenidos socialmente inflamables.
"Somos conscientes de la gravedad de la situación ...Google seguirá colaborando estrechamente con las autoridades pertinentes", publican en un comunicado que recoge TWSJ.
En el caso de la de Mountain View, la petición se extiende principalmente por Youtube. En este portal se albergan vídeos que muestran las confrontaciones sucedidas en Assam.
El Gobierno indio ya había observado con recelo la libertad de expresión de estas plataformas de Internet previamente.
En 2011 cursó una petición de censura previa a las grandes compañías de Internet, para evitar la publicación de mensajes violentos. Una medida que fue rechazada por violar la libertad de expresión.
Pero reclamaciones del gobierno indio esta vez tienen todo el crédito de las compañías norteamericanas, después de los disturbios en la región norteña de Assam.
26 jóvenes indios fueron asesinados, en el fragor de una revuelta que enfrentaba al grupo étnico musulmán y a la tribu Bodo. Después de unas largas semanas de enfrentamientos más aislados, las redes sociales explotaban con mensajes de venganza por estos disturbios.
Por ello, el Gobierno indio cursó una petición a Facebook, Google, Twitter y a Microsoft, para que borrasen contenidos que incitasen a una nueva oleada de violencia.
Las dos primeras ya se encuentran trabajando en la eliminación de mensajes vejatorios, despectivos y que inciten a la violencia.
Por su parte, Twitter y Microsoft no han eliminado aún contenidos ofensivos.
Aún así, las empresas de Internet han recordado que sólo eliminarán contenidos violentos, ofensivos y que atenten estrictamente contra sus normas internas.
Enlaces relacionados:
- The Wall Street Journal
(http://online.wsj.com/article_email/SB10000872396390443855804577602801691185244-lMyQjAxMTAyMDIwMTAyODE3Wj.html)