Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google introduce anuncios basados en las páginas visitadas antes por cada usuario

Google anunció hoy que ofrecerá anuncios basados en el comportamiento de los internautas, un controvertido sistema que explora los sitios web visitados antes por los usuarios y les muestra publicidad relacionada con esas páginas.
El buscador, que da al nuevo servicio el menos polémico nombre de "publicidad basada en intereses", dijo en su blog que este sistema conseguirá que los anuncios sean más atractivos para la persona que navega por la red.
"Creemos que podemos hacer la publicidad online más relevante y práctica utilizando información adicional sobre las páginas que la gente visita", escribió Susan Wojkicki, vicepresidenta de gestión de producto de Google.
Con este paso, Google se apunta a una tendencia al alza en el sector de la publicidad online pero también muy criticada, pues supone una intromisión en la privacidad de los internautas.
Las compañías que gestionan publicidad online para otras empresas y que usan este sistema instalan marcadores electrónicos llamados "cookies" que registran las páginas que se visitan en la red o, incluso, lo que se hace en ellas.
Así, si una persona busca un libro, por ejemplo, en Amazon, lo añade a su cesta de compra pero finalmente no lo adquiere, posiblemente verá anuncios de ese libro u otros de la misma temática en la siguiente página web que visite.
Google obtiene la mayor parte de sus ingresos gracias a los anuncios que muestra en su página -y que siempre están relacionados con los términos buscados- o la publicidad online que vende en otras webs.
La compañía insistió en que el nuevo sistema introducido hoy será respetuoso con la privacidad del usuario y permitirá a éste configurarlo según sus preferencias.
Así, el internauta podrá elegir categorías sobre las que prefiere no ver anuncios y evitar, por ejemplo, recibir continuamente publicidad sobre automóviles de lujo sólo porque una vez visitó el sitio en Internet de Porsche.
También será posible excluirse por completo del sistema, si bien algunos expertos han criticado que sea el usuario el que tenga que preocuparse de desconectar el sistema y que se le incluya en él automáticamente y por defecto.