Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Gran Turismo 5: Prologue', lo último de Yamauchi

El diseñador de la última revolución en el mundo de los videojuegos, el japonés Kazunori Yamauchi, ha visitado España para acercarnos su última creación: 'Gran Turismo 5: Prologue'. En España ya ha empezado a arrasar, en los primeros cinco días de su comercialización se vendieron 27.000 unidades.
Kazunori asegura que la principal novedad del juego es que se pueden retar participantes de todo el mundo al tener conexión en red. Un jugador español puede jugar con uno de Australia o México al mismo tiempo.

El realismo y la alta definición llegan al mundo del videojuego, para ello se ha mejorado la inteligencia artificial del videojuego. Entre una conducción real por las calles de Madrid, con un coche de alta gama, y otra en la pantalla del videojuego por las avenidas de Londres, apenas existe diferencia.
Una de las principales ventajas del juego es experimentar el manejo de coches de lujo sin moverse de casa. Este prólogo de la saga del simulador con diez años de historia no es la versión definitiva. Yamauchi ha explicado que "vamos a continuar innovando para ofrecer un producto mucho más completo y poder así seguir aprovechando las impresionantes posibilidades de PS3".
La versión definitiva llegará en un año y medio. "Hace seis meses estuvimos tres semanas tomando imágenes y vídeos de Madrid", para hacer posible conducir por circuitos de la capital. Pero las novedades no acaban aquí. En las carreras pueden participar hasta 16 usuarios, por primera vez hay modelos de Ferrari entre los 71 coches que ofrece el juego. Además, la función 'Tuning', incluye el mueso del juego, 'Mi garaje', que es una página de inicio personalizada y otros detalles para aumentar la pasión por el juego.